El exjuez, el escolta y el autobús

Publicado por el abr 5, 2012

Compartir

escoltasgarzon.jpg

El exjuez Garzón perdió hace bastante tiempo la conciencia sobre los límites del ejercicio del poder y, como era esperable, la condena judicial no ha acabado con su problemática relación con la realidad. Ahora, acaba de dar otra lamentable muestra de su conocido endiosamiento con la polémica sobre la reducción de su protección.

“Mi escolta va en transporte desde que me quitaron el coche” ha declarado a El País, periódico que da al asunto categoría de titular y de escándalo. Manipulando ambos, El País y Garzón, una cuestión, la protección, que conocen de sobra.

Porque la reducción practicada a Garzón ha sido aplicada en los últimos meses a todos o casi todos los amenazados por ETA. Y nadie ha hecho un escándalo público de tal reducción. Pero, además, en todos y cada uno de los casos, la reducción de dos escoltas a uno lleva aparejada la eliminación del coche oficial. Lo que conlleva el uso del coche particular de cada uno. Es decir, el escolta viaja en el coche del protegido y no “en el transporte público“, como dice Garzón, a no ser, claro está, que Garzón se niegue a usar su coche particular.

Súmese a lo anterior el hecho de que Garzón gozara hasta ahora de la cuarta mayor protección de España, 18 agentes asignados a su servicio, y, sobre todo, una protección mucho mayor que la del resto de jueces y fiscales de la Audiencia Nacional. ¿Por qué? Ese sí es el escándalo real de esta historia. Además de la desbordada conciencia de su propia importancia del exjuez Garzón, claro está.

 

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2014
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Twitter