Échense a temblar. El Tea Party demócrata

Publicado por el Oct 31, 2010

Compartir

La izquierda española, al igual que los simpatizantes del Partido Demócrata estadounidense, está muy ocupada últimamente denunciando el radicalismo del Tea Party. Muy especialmente, por el discurso de virulento rechazo a Barack Obama y sus políticas practicado por el movimiento del Tea Party. Ante las elecciones del próximo martes, las denuncias contra el Tea Party se han multiplicado. Con una manifestación incluida, ayer, en Washington, de una izquierda americana que se reclama representativa de la cordura y del sentido común.

 

Pues bien, veamos un estupendo ejemplo de lo que significa esa cordura y sentido común opuestos al radicalismo ultra del Tea Party. El ejemplo se llama Paul Krugman, premio Nobel de Economía y columnista estrella de The New York Times y de El País en España. El jueves pasado, Krugman publicó un artículo en The New York Times, Divided We Fail, que ha sido traducido hoy en El País, Divididos, fracasamos. Échense a templar, advierte Paul Krugman en dicho artículo ante la victoria republicana augurada por las encuestas:

 

 Tengan miedo. Tengan mucho miedo, si las elecciones transcurren según lo previsto la semana que viene

 

 Esta experiencia va a ser terrible.

 

 Los historiadores futuros recordarán las elecciones de 2010 como una catástrofe para Estados Unidos que condenó al país a años de caos político y debilidad económica.

 

 Claro que todo esto no es nuevo. Ni en Krugman ni en el Tea Party de los demócratas. Así fue su actitud de radical rechazo a los republicanos durante los mandatos de Bush. Con una retórica extremista que poco tenía que envidiar al actual Tea Party conservador. Poco antes de las elecciones de 2008, Krugman escribió en un libro traducido al español (Después de Bush) cosas como las que siguen:

 

Una de las aparentes paradojas de los Estados Unidos de principios del siglo XXI viene dada por el hecho de que aquellos que nos denominamos liberales somos, en considerable medida, conservadores, mientras que quienes se califican a sí mismos de tales, resultan ser, mayoritariamente, profundamente extremistas (pág. 295) (…) Como he tratado de poner de manifiesto en este libro, el movimiento conservador ha sido, desde siempre, antidemocrático (pág. 297)

 

Éste es el Tea Party demócrata que apoya a Obama el martes. Se habla muy poco de él en España. Más bien se traduce y se venera. Y, después, se le llama cordura y sentido común, como en las calles de Washington, ayer.

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2010

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter