Desmontando el progresismo: el caso Adelson

Publicado por el sep 9, 2012

Compartir

adelson.jpg

Estoy pensando en consolidar una sección fija en mi blog con el antetítulo que figura más arriba y que corresponde a mi último libro: Desmontando el progresismo. Y es que el progresismo ofrece múltiples ejemplos diarios de sus tics más intolerantes y los datos e historias contadas en mi libro son susceptibles de ser completados con otros no menos reveladores.

Estos días, por ejemplo, con el tratamiento progresista del empresario Sheldon Adelson, sobre todo ahora que ha elegido Madrid para su Eurovegas. Lo conocí hace unos pocos años en un encuentro de la Fundación Internacional de la Libertad en Praga, cuando yo no tenía ni idea de quién era. Me tocó sentarme detrás de él en varios de los seminarios y me llamó la atención no sólo por la disciplina con la que seguía cada conferencia y mesa redonda sino por el contraste entre su aspecto y su vestimenta, digamos que de mercadillo y de los malos, y el hecho de que pareciera ir acompañado de un ayudante. No me encajaba que pudiera estar en capacidad de pagar tal ayudante hasta que me aclararon que era, es, uno de los más ricos empresarios americanos.

Un empresario de derechas, judío y activista de la causa israelí, hay que añadir, pues aquí llega el progresismo con sus descalificaciones habituales. Por ejemplo, hoy, la de Tomás Gómez que ha rechazado el Eurovegas madrileño con el argumento, entre otros, de que Adelson “financia a la extrema derecha americana“. Más o menos lo mismo que otros políticos e intelectuales de la izquierda. El periodista Sandro Ponzzi, por ejemplo, en El País, que tituló un artículo: “Adelson, una fortuna ultra en la política y en el juego”.

¿Ultra? ¿Extrema derecha? ¿Qué quieren decir? Pues lo de siempre, que este empresario financia a los candidatos republicanos, ahora a Romney, y eso, en la visión progresista significa ser ultra, como ya se sabe. De la misma manera que para el progresismo todo defensor de Israel es igualmente un ultra.

¿Es ultra, por tanto, George Soros, por ejemplo, por apoyar y financiar a Obama? No, claro, por supuesto que no, cómo se atreve usted a insinuarlo. Es uno de los equivalentes de Adelson en el otro lado ideológico, pero, en el lenguaje progresista, el empresario que financia a los candidatos demócratas es un empresario comprometido, y los demás, unos ultras.

Sheldon Adelson sí tiene un problema y es que está siendo investigado por el Departamento de Justicia americano por posibles sobornos pagados en el extranjero. Pero ese es otro asunto, entre otras cosas, porque las malas prácticas empresariales nada tienen que ver con la ideología.

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2012

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter