Críticas a la visita “privada” de Michelle Obama

Publicado por el ago 8, 2010

Compartir

Creo que hoy como ayer este periódico se ha apuntado los dos mejores tantos informativos y analíticos sobre la visita de Michelle Obama a España. El primer tanto, hoy, con un concepto de Antonio Burgos, el fantástico Obamesa de su imprescindible artículo “Bochorno andaluz para la Obamesa”. El segundo tanto, ayer, con la portada confeccionada con esta impresionante fotografía de Michelle Obama cerrando una playa para sí y su corte, y todo para esconderse detrás de una sábana como si de una jequesa caprichosa se tratase.

 

 

Ambos elementos, concepto y fotografía, no sólo resumen perfectamente, en mi opinión, la visita de Michelle Obama, sino que coinciden plenamente, además, con las críticas suscitadas por este viaje en Estados Unidos. Así como lo de los “cojones” de Palin, lo escribía hace unos días, pasó casi desapercibido, no ha ocurrido lo mismo con el viaje de Michelle Obama. Por la torpeza de la propia decisión del viaje y por la doble torpeza de la Casa Blanca al explicarla y justificarla. Los argumentos críticos respecto a este viaje han sido agudamente expuestos por Lynn Sweet en Politics Daily (www.politicsdaily.com) y por Andrea Tantaros en The New York Daily (www.nydailynews.com)

 

¿Pero como se le puede llamar viaje privado de una madre con su hija, como lo ha hecho el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, a un despliegue con 40 amigos de séquito y 70 agentes de seguridad que ha costado a los contribuyentes americanos más de 300.000 dólares?

 

 ¿Y cómo una pareja presidencial que ha hecho y hace un discurso de defensa de las clases desfavorecidas, de identificación con el americano medio, de críticas a los grandes millonarios, elige, disfruta y presume de unas vacaciones lujosas en el símbolo de la riqueza y el glamour millonario?

 

 ¿Es que los Obama han perdido el contacto con la realidad en tan sólo un año y medio en la Casa Blanca?

 

Postdata: Añado dos justificaciones más del viaje de Michelle Obama que demuestran lo confusos que andan los demócratas sólo un año y medio después de llegar a la presidencia. Un asesor de Obama, David Axelrod, ha dicho que tenemos que entender que "si una madre quiere enseñar a su hija una parte del mundo antes de que crezca y no quiera saber nada de actividades con sus padres no puede posponerlo debido a la política" (¿A cuenta del contribuyente americano?) A Maureen Dowd, la muy prodemócrata columnista de The New York Times se le ha ocurrido una justificación no menos peregrina: lo que ha ocurrido es que Michelle quiere demostrar su independencia y lo hace a través de la agenda, viajando cuando quiere y adonde quiere (eso sí, en el avión presidencial, con 70 agentes de seguridad y 40 amigos)

Compartir

ABC.es

El blog de Edurne Uriarte © DIARIO ABC, S.L. 2010

Bienvenido a un lugar de encuentro, debate y comunicación. Desde el respeto a las opiniones de los demas, pero también desde el compromiso y la pasión... Más sobre «El blog de Edurne Uriarte»

La entrada más popular

La secesión está en marcha

165... Lee la entrada completa

Etiquetas
Facebook
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter