Un mundo de locos

Publicado por el Jun 20, 2013

Compartir

No ganamos para sustos. La misma semana que el Gobierno, el Banco de España y los grandes empresarios se ponen de acuerdo para lanzar mensajes de optimismo y augurar una pronta recuperación de la economía, la Bolsa se hunde y la prima de riesgo se dispara porque la Reserva Federal dice que como la economía americana va mejor y el paro va a bajar, a finales de año o comienzos del próximo podría empezar a retirar los estímulos monetarios. Pero ¿en qué quedamos? Si están las cosas mejor y vamos a salir antes de la crisis antes de lo que esperábamos, ¿por qué los inversores se asustan y salen corriendo?

Dicen los analistas que puede ser una reacción a corto plazo por la incertidumbre que supone el cambio de escenario y que, en teoría, si la economía va mejor, los mercados acabarán aplaudiéndolo. El problema es que mientras se confirma la mejoría pueden ser esos mismos mercados los que hundan la tímida reactivación económica que parece vislumbrarse. La subida de la prima de riesgo se traduce inmediatamente en más dinero del presupuesto para pagar intereses de la deuda y, por tanto, más ajustes para hacer frente al resto de gastos. Y la caída de la Bolsa supone que los ciudadanos son más pobres porque sus activos financieros valen menos, y eso también se refleja en la economía real.

La mayoría de los ciudadanos nos preguntamos si no se estarán lanzando de nuevo las campanas al vuelo demasiado pronto. Si bien es cierto que a menudo son los mensajes pesimistas y agoreros los que en sí mismos provocan más depresión, también lo es que después de cinco años de crisis, los españoles no estamos para milongas. El Gobierno se caería con todo el equipo si estos anuncios tan entusiastas no estuviera apoyados en datos reales y, finalmente, quedaran en nada. Quizás por eso soy optimista respecto al futuro. Creo que el Gobierno no se atrevería a decir lo que está diciendo si no tuviera garantía de que efectivamente estamos tocando fondo y España volverá a crecer antes de lo previsto. De otro modo, su ya debilitada credibilidad se hundiría y no tendría posibilidad de recuperación.

Y por si esto fuera poca locura, hoy nos enteramos de que Blesa sale de la cárcel. O sea que tan pronto el banquero ha cometido delitos tan graves que es enviado a la cárcel y sin fianza, como queda en la calle, y veremos a ver qué pasa con el juez. Increíble. ¿Cómo se puede pasar de un extremo al otro? Es cierto que los autos del juez Silva parecían más que sospechosos y la prisión sin fianza un tanto exagerada cuando el delito, en teoría, era la mala gestión del banco. Pero de ahí, a que el banquero se vaya de rositas hay un mundo. Esperemos que al final encontremos algún juez sensato que sepa aplicar penas adecuadas a los errores cometidos.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2013

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031