¿Qué tienen que ver las pensiones con los bonos de deuda?

Publicado por el Nov 24, 2010

Compartir

Las dudas sobre la solvencia de la economía española -que medimos con el interés extra que tenemos que pagar por colocar nuestra deuda (prima de riesgo)- se dispara y los analistas de dentro y fuera de nuestras fronteras ponen como una de las prioridades para calmar a los mercados y generar confianza aprobar ya la la reforma de los pensiones. Y uno se pregunta ¿qué tiene que ver mi pensión con el mercado? Pues aunque no lo creamos tiene que ver y mucho.

La primera conexión que podemos establecer entre la reforma de las pensiones y el comportamiento de los inversores tiene que ver con la comunicación. Los mercados y los inversores invierten en un lugar u otro, o exigen más o menos rentabilidad a sus ahorros en función del riesgo que hay de recuperarlos. Y la percepción del riesgo depende de la confianza. En el caso de las pensiones, el presidente del Gobierno anunció hace ya más de un año su propuesta para retrasar la edad de jubilación. Unos meses después, a comienzos de 2010 llevó una propuesta a Bruselas que modificó en solo unas horas. Después se la entregó al Congreso, al Pacto de Toledo, y llevamos ya ocho meses esperando para que los señores diputados nos digan qué les parecen las propuestas del Gobierno. Y sobre los plazos de aprobación, qué hablar. Antes del verano el Gobierno decía que la aprobaría inmediatamente después de las vacaciones, al volver de las vaciones dijo que estaría encima de la mesa antes de fin de año y ahora el plazo es ya marzo o abril. Estos mensajes lejos de generar credibilidad generan desconfianza en quien tiene que prestarte el dinero, porque da la sensación de que no quieres hacer los deberes a los que te has comprometido.

Pero aún así, uno podría preguntarse ¿qué más da aprobarla ahora que dentro de tres meses? Total, todo el mundo está de acuerdo en que las pensiones están garantizadas al menos hasta 2025 o 2030, ¿Qué más da que yo apruebe ahora la reforma o que lo haga dentro de unos meses o incluso dentro de unos años?

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, daba ayer unos argumentos que pueden ayudarnos a entender por qué adelantar la reforma podría calmar a los mercados. Y es que aunque estemos hablando de medidas como retrasar poco a poco la edad de jubilación, o contar más años para calcular la pensión, pero de manera paulatina, y, por tanto, el ahorro para las arcas públicas no se produciría hasta dentro de unos años, y no nos serviría para reducir el gasto y el déficit de hoy, sí estamos mandando un mensaje a los inversores, de que cuando tengamos que devolverles el dinero que nos han prestado nuestras finanzas estarán saneadas y podremos pagarles.

El Tesoro español emite deuda a corto, medio y largo plazo. Hay inversores que están comprando bonos y obligaciones a 10, 15, 20 y hasta 30 años. Si no ponemos en marcha la reforma de las pensiones, el gasto en el pago de las prestaciones pondrá en riesgo la sostenibilidad no solo de la Seguridad Social sino del conjunto de las cuentas del Estado, con lo que quien hoy está prestando dinero al Estado español para recuperarlo dentro de 20 o 30 años, tiene dudas sobre sí podrá recuperarlo. Tomar medidas como esa reforma para evitar una quiebra futura, lejano o todos los adjetivos que queramos ponerle hoy, ya, debería servir, al menos en teoría, para infundir confianza y calmar unos ataques que, en mi opinión son exagerados, pero están ahí.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2010

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31