Montoro debe poner orden en casa

Publicado por el dic 5, 2013

Compartir

En las últimas semanas al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se le acumulan las tareas. El presidente Rajoy tiene claro que reducir el déficit y cumplir los objetivos comprometidos con Bruselas es prioritario y de ahí que cualquier medida que afecte a las cuentas públicas tiene que recibir antes el visto bueno del ministro de Hacienda. Y ahí tenemos a Montoro dando marcha atrás a los compromisos de Soria con el sector eléctrico, y sacando del Presupuesto los 3.600 millones que éste les había prometido. Y ahí le tenemos rediseñando el plan de Pastor para sacar adelante a las autopistas en quiebra con el menor impacto presupuestario posible, o frenando la privatización de Aena, aunque en este asunto, más que la oposición de Montoro, ha pesado la del todopoderoso jefe de la Oficina Económica de Rajoy, Álvaro Nadal. En Aena tienen claro que para que la privatización sea un éxito hay que sacar al mercado al menos el 60% de la compañía. Pero eso supondría que el Estado pierde el control de la gestión de los aeropuertos, y por lo que parece, de momento, el Gobierno no está por la labor.

Pero mientras Montoro se ocupa de resolver tareas de otros ministerios que impactan en el presupuesto público, en su casa le ha estallado la polémica. Entre los ceses de inspectores en cargos de libre disposición llevados a cabo por el nuevo director de la Agencia Tributaria y las dimisiones de motu propio, lo cierto es que la Agencia Tributaria se ha convertido en noticia de primera plana en muchos medios de comunicación dañando la imagen de una de las instituciones del país que más prestigio tiene fuera de nuestras fronteras y cuya eficacia ha sido aplaudida desde las instituciones internacionales. No me cabe duda de que hay algún medio de comunicación al que no le importa poner en duda la reputación de la Agencia Tributaria con tal de usarlo para sus intereses -léase atacar a la Monarquía o al Gobierno de Rajoy para tratar de hundirlo como sea-. Como no me cabe duda de que los funcionarios de la Agencia que han filtrado expedientes aún a sabiendas de que están cometiendo una infracción, o incluso un delito, pueden tener intereses de revancha por ser destituidos, o políticos. Pero está claro que el ministro Montoro tiene que poner orden en su casa y no permitir que la Agencia Tributaria sea noticia un día sí y otro también. Si, como dicen, todos estos cambios responden al relevo en la cúpula de la Agencia, este debe culminar de una vez por todas la reestructuración y no gotear los ceses como lo está haciendo. Además, se debería dejar claro que los expedientes que algunos han mencionado siguen adelante y que no hay trato de favor a ningún contribuyente ni injerencia política alguna en las inspecciones.

El nombre de la Agencia debe quedar limpio, porque de ello depende que poco a poco se refuerce la conciencia fiscal que en España es todavía tan escasa y de una vez por todas, no solo unos pocos cumplamos nuestras obligaciones tributarias. Si todos pagáramos impuestos, estos serían mucho más bajos.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2013

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031