La reforma fiscal que viene

Publicado por el Feb 7, 2014

Compartir

En los próximos días conoceremos, por fin, la propuesta de los expertos para reformar el sistema fiscal español. Y habrá que esperar un poquito más, al mes de mayo o junio, para que el Gobierno plantee su propuesta definitiva. Pero mientras, los ministros económicos de Rajoy nos van dando alguna pista de por dónde pueden ir las cosas.

Y hay que tener en cuenta que una cosa es lo que los economistas y fiscalistas creen que hay que hacer, y otra, probablemente bastante distinta, lo que el Gobierno se atreverá a hacer. Y es que las elecciones están a la vuelta de la esquina y la reforma fiscal va a ser casi como un programa electoral. De modo que no hay que ser Einstein para saber, al menos, las medidas que no incluirá la nueva ley.

No se suprimirá la deducción por vivienda. Algunos medios de comunicación han publicado que los expertos van a proponer la supresión de la deducción por vivienda, con efectos retroactivos, para los más de dos millones de contribuyentes que compraron su casa antes del 1 de enero de 2013 y que se están beneficiando de la misma. Incluso se ha detallado que lo que los expertos van a proponer es que la deducción se elimine de  manera progresiva en varios años. Si quieren mi opinión, la deducción no se quitará ni de golpe ni poco a poco. ¿Se imaginan al Gobierno presentándose a las elecciones europeas diciendo que le van a quitar la deducción a más de cinco millones de contribuyentes? Y lo mismo me da que me da lo mismo. ¿Creen que se presentarán a las generales diciendo: este año puede seguir deduciendo por su casa pero cada vez deducirá menos? Apuesto lo que quieran a que no. Y además, tampoco es tan grave no suprimirla. Es cierto que la deducción cuesta a las arcas públicas más de 1.200 millones de euros. Pero también es verdad que la deducción ya se ha eliminado, de modo que este gasto irá poco a poco recortándose hasta desaparecer totalmente en unos cuantos años.

No se subirá el IVA. Economistas y asesores fiscales creen que aunque el tipo general, el 21% está en línea con la media europea, en España hay muchos productos a tipo reducido que podrían pagar al tipo general. Pero tampoco creo que el Gobierno vaya a hacer esto, salvo en casos muy especiales, en los que ya hay una sentencia del Tribunal de Justicia Europeo al respecto. Es lo que se conoce como el IVA sanitario, y afectará a productos ortopédicos, gafas,… En principio el Gobierno tenía previsto que la medida entrara en vigor en enero, pero todavía sigue pendiente de aprobación. Al ministro de Hacienda le costó un buen disgusto subir el IVA en septiembre de 2012. Lo hizo porque España estaba al borde del abismo y Europa no dejó más margen. Pero que vuelva a hacerlo,… Yo apostaría a que no.

Bajará el IRPF. Hacienda ha rodeado de cierto misterio su propuesta para la reforma del IRPF. «No piensen en el impuesto actual, no tendrá nada que ver», insisten una y otra vez en el departamento de Cristóbal Montoro. Será un impuesto moderno, distinto,… ¿Cómo el planteó Miguel Sebastián en su día, y que el PSOE llevó a las elecciones de 2004? ¿Un tipo único, algún recargo y ninguna deducción? pregunto. Y ya ne extrañaría que fuera esto lo que hiciera el PP. Todavía recuerdo una entrevista que hice a Montoro en vísperas de las elecciones de 2004, en la que le preguntaba por esta propuesta y la calificaba de «ultramontana». Me extraña que ahora el PP vaya a aprobar la propuesta con la que Zapatero se presentó a las elecciones. Pero seguro que hay un impuesto con menos tramos, menos tipos y más bajos, y menos deducciones. Eso sí, es probable que la reducción de tipos no se haga de golpe en un solo ejercicio, y se pueda ir aplicando poco a poco. Hacienda no puede permitirse el lujo de renunciar a miles de millones de ingresos de golpe. Además Montoro tiene que cumplir su promesa de beneficiar a las familias. Subirá las deducciones por hijo, y quizás permita deducir algún gasto a las familias que tienen contratados cuidadores para los niños o los dependientes. Pero que nadie se engañe, al final en el IRPF es el impuesto en el que más difícil es defraudar. Los asalariados tenemos que pagarlo sí o sí, se nos descuenta de las nóminas, y es el que permite a las arcas públicas obtener unos ingresos más seguros.

La gran empresa pagará más. O al menos eso es lo que se deduce de las declaraciones de los ministros de Economía y Hacienda. Bajará el tipo nominal y se eliminarán deducciones de las que solo se benefician las grandes compañías. Es una medida justa, permitirá recaudar más y además viste bien de cara a las elecciones. El único pero es si el Gobierno se atreverá a fastidiar a las poderosas empresas. Apostaría a que sí.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2014

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031