La paradoja de Báñez

Publicado por el ene 10, 2014

Compartir

La necesidad de cuadrar las cuentas ha llevado al Ministerio de Empleo a tomar medidas que nada tienen que ver con los objetivos por los que lleva meses luchando: la creación de empleo. De hecho, son incluso perjuciales para este objetivo . En el último Consejo de Ministros del año aprobó un decreto por el que obliga a cotizar a la Seguridad Social por algunas prebendas que las empresas dan a sus empleados, como las aportaciones a los planes de pensiones, los vales de comedor, o las primas de seguro.

Esta medida cuyo fin es, sin duda, recaudatorio, elevará la presión fiscal sobre el empleo, ya que las empresas tendrán que afrontar un coste extra de alrededor del 30% sobre estos beneficios que otorgan a sus trabajadores. Pero también los empleados verán mermado su salario en el enotrno del 6% de lo que la empresa aporta por él. Así por ejemplo, si una empresa pone todos los meses cien euros por un empleado en el plan de pensiones, ahora a este coste deberá sumar otros 30 euros para hacer frente a las cargas sociales. Y el trabajador verá mermada su nómina en seis euros.

El Gobierno argumenta que con esta medida, al aumentar las cotizaciones por los trabajadores, también se elevará su pensión futura, pero lo cierto es que en un momento de crisis como el actual, elevar las cargas de las empresas solo servirá para que estas supriman esos beneficios a sus trabajadores. Del mismo modo, los ajustados salarios tampoco pueden permitirse nuevas rebajas.

Estas medidas cuentan además con el agravante de que no van a afectar a los trabajadores de rentas más altas, los que ya cotizan por la base máxima, a partir de 3.600 euros brutos mensuales. De este modo se favorece que las empresas mantengan estos beneficios sociales solo para los empleados que más ganan. No deja además de ser además paradójico que desde el Ejecutivo se diga que quieren incentivar el ahorro a largo plazo y los planes de pensiones privados para que se complementen unas pensiones públicas que sin duda irán mermando con el paso del tiempo, y ahora se penalicen estos instrumentos en las empresas, cuando debería ser precisamente lo contrario. Los planes de empleo son la mejor forma de garantizar que todos los trabajadores, no solo los que más tienen, preparan un complemento a su jubilación.

Esperemos que el Gobierno reflexione y corrija esta decisión. Lograr unos cientos de millones de euros con esta medidas puede tener consecuencias perniciosas para las empresas, pero también para los trabajadores.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2014

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031