España se «alemaniza»

Publicado por el Jan 31, 2014

Compartir

Cada vez son más las voces que hablan del paralelismo entre la España actual y la Alemania de hace una década, y de las políticas que entonces aplicó Alemania y las que ahora está poniendo en marcha el Gobierno de Rajoy. Moderación de sueldos, escaso crecimiento de los precios, y ganar competitividad. Esa fue la receta del país germano tras la unificación de las dos alemanias, y esa es la receta a la que se ha agarrado el Ejecutivo español.

El último en hablar de ese paralelismo ha sido el embajador alemán en nuestro país, que aseguraba entender nuestra situación. «Comprendemos los esfuerzos que están haciendo los españoles y el coste político que supone para el Gobierno llevar a cabo las reformas emprendidas. También nosotros –dijo— hicimos reformas drásticas para salir de la crisis».

Y el Gobierno lo tiene claro. Se trata de jugar como Alemania, incluso de ganar a Alemania y con su propia estrategia, aseguran en La Moncloa. Antaño nuestro país recuperaba competitividad devaluando la moneda. Con una peseta barata, nuestros productos competían en los mercados internacionales, y eso sí, los españoles nos hacíamos más pobres. Ahora no podemos devaluar nuestros productos, de modo que la única forma de que estos tengan un precio atractivo frente a los de otros países vecinos, o no tan vecinos, es reducir costes, entre ellos los laborales. España lo está consiguiendo. En los primeros años de la crisis lo ha hecho destruyendo empleo, ahora debe conseguirlo moderando precios y salarios. Y las cifras de inflación que hemos visto esta semana parecen indicar que vamos en la buena dirección.

La pregunta es cuántos más sacrificios habrá que hacer, o cuánto tiempo más habrá que aguantar con salarios y pensiones congelados, o casi, para salir de esta grave crisis que atravesamos y dar trabajo a los millones de ciudadanos que no lo tienen. Y mucho me temo que todavía tenemos para rato. Es cierto que en los últimos años nuestros salarios han subido menos que los de la media europea, pero también lo es que en los años previos se habían disparado. Desde que entramos en el euro, en 1999 y hasta 2011 los salarios crecieron en España treinta puntos más que en Alemania. ¡Qué bien!, decíamos entonces. Aunque también nos estábamos engañando. Mientras nuestros salarios crecían a ese ritmo, los precios también escalaban a pasos de gigante, de modo que al final no éramos tan ricos como podíamos pensar. Esos tiempos tardarán en volver. Mientras haya mucha mano de obra dispuesta a trabajar, los salarios estarán presionados a la baja, y seis millones de parados no se absorben en cuatro días. Eso sí, esperemos que al menos los precios se contengan para que no se resienta mucho más nuestro poder adquisitivo. Y que cuando todo este se supere, nuestros salarios también puedan ser como los alemanes.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2014

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« Sep    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31