Decisiones con nocturnidad y alevosía

Publicado por el dic 3, 2010

Compartir

El Gobierno, acuciado por los mercados, nos ha sorprendido esta semana con un nuevo “plan anticrisis”, el famoso Plan B, que un día antes de que lo anunciara Zapatero todo el mundo en el Gobierno negaba. Otro tanto ha ocurrido con la subida de los impuestos al tabaco. Ayer todos los miembros del gabinete de Zapatero que eran preguntados al respecto contestaban con la misma cantinenla: no habrá medidas adicionales a las que ya ha anunciado el presidente. ¿Qué pasó entonces en las últimas horas de ayer para que se incluyera este aumento de impuestos? Creo que tengo una ligera idea de lo ocurrido. 

A última hora de la tarde de ayer, alguien del Gobierno -apostaría mi mano derecha a que no fue del Ministerio de Economía- filtró a la cadena Ser que la nueva ley antitabaco, que entrará en vigor en enero, irá acompañada de una subida de impuestos. Todo el mundo, con dos dedos de frente, sabe que una subida de estos impuestos no se puede anunciar hasta el momento exacto en el que se va a aplicar, porque si no los distribuidores, y los consumidores harían acopio de tabaco más barato y durante los primeros meses del año próximo no se vendería un cigarrillo. De modo que una vez que se lanzó a las ondas la noticia, el Gobierno no tuvo más remedio que incluir la medida en el paquete que iba a aprobar hoy el Consejo de Ministros.

 

De modo que si el miércoles fueron los ataques de los inversores los que obligaron al Ejecutivo a anunciar un nuevo paquete anticrisis, ayer fue la “locuacidad” de algún garganta profunda del propio gabinete de Zapatero quien ha obligado a adelantar una medida que estaba prevista aprobar en enero.

Después de llevar más de seis años en La Moncloa, y estando bajo la vigilancia de inversores, mercados, socios europeos y demás mandatarios internacionales, el Gobierno debería ser muchísimo más cuidadoso con las formas. Uno tiene la impresión de que el Gobierno actúa sin un plan definido, improvisando cuando no tiene más remedio, cuando se lo imponen de una u otra forma. Y que conste que yo aplaudo, en general, las medidas aprobadas. Creo que pueden ser positivas para la economía, aunque nos supongan algún sacrificio que otro a los ciudadanos. Esperemos que de una vez por todas este Gobierno aprenda a dejar de divagar, de dar bandazos, de improvisar, porque tan importante como las medidas que se adoptan es la credibilidad y la confianza que genera quien las pone en marcha. Y aquí Rodríguez Zapatero y su equipo deja mucho que desear, para desgracia de todos nosotros.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2010

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031