Alguien se ha vuelto loco

Publicado por el Mar 30, 2011

Compartir

Uno tiene la sensación de que en ésta, nuestra querida España, nos estamos volviendo todos locos, o al menos unos cuantos. Y solo hace falta escuchar a nuestros responsables políticos para llegar a esta terrible conclusión. Las declaraciones del consejero de Economía de la Generalitat de Cataluña, Mas-Colell, en las que asegura que la petición de Hacienda a cumplir los objetivos de déficit es como una “invitación a maquillar los números” es un insulto a la inteligencia, aparte de una metedura de pata con la que flaco favor le hace a Cataluña.

En un momento en el que los mercados miran con lupa a España y especialmente a las comunidades autónomas, y en el que ya empiezan a discriminar entre unas regiones y otras, que responsables autonómicos, como están haciendo los catalanes en los últimos días, dejen entrever que no van a cumplir los objetivos de reducción del déficit o incluso que pueden maquillar las cuentas, difícilmente les va a facilitar colocar sus títulos de deuda entre los inversores. Sobre todo cuando a la vez se insinúan propuestas que suponen más gastos supérfluos como la posible creación de un tercer canal de televisión en la región, en inglés, eso sí ¿Quién va a comprar deuda de Cataluña si están diciendo que están dispuestos a maquillar los números y que además no van a hacer los ajustes necesarios para garantizar que se va a devolver ese préstamo?

 Sinceramente creo que se equivocan, que ese no es el camino y que en las autonomías, que se han convertido en réplicas en miniatura del Estado español, hay muchos sitios de donde recortar, empezando por esas televisiones públicas cuya principal función es hacer propaganda del Gobierno de turno.

 Y tampoco me parece tanta locura el copago sanitario. De hecho, por mucho que nos duela, me temo que será casi inevitable en el futuro. Y no hay que avergonzarse por plantearlo, como han hecho los dirigentes del PP, que tratan de convencer a los ciudadanos de que el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, no dijo lo que sí dijo. Eso sí, para que los ciudadanos aceptemos el copago en la sanidad o en la educación con normalidad, antes nuestros políticos deben eliminar los miles de gastos supérfluos que acumulan todas las administraciones. No se pueden exigir sacrificios a los de siempre cuando a la vez los contribuyentes vemos como nuestros gobernantes malgastan un dinero que no has costado mucho ganar.

El Gobierno debería mantenerse firme en estas exigencias a las autonomías, porque del cumplimiento de estos compromisos depende también la credibilidad del conjunto del Estado español. Menos mal que los mercados están dando a España una tregua, y nuestra prima de riesgo -esa de la que durante mucho tiempo no supimos nada, y que ahora se ha metido en nuestras casas como si fuera ya de la familia- se ha relajado y nos están permitiendo escapar de las tensiones que se viven en Portugal, Grecia e Irlanda. Pero no tentemos a la suerte. Nos siguen vigilando y no nos podemos permitir el lujo de mirar para otro lado, porque nos guste o no, son nuestros clientes, esos a los que tenemos que vender nuestra deuda.

Compartir

ABC.es

Cuentas conmigo © DIARIO ABC, S.L. 2011

La crisis ha convertido a la economía en una gran estrella mediática. Términos hasta hace poco desconocidos para una amplia mayoría de ciudadanos como IPC, PIB, CDS, primas de riesgo, se repiten a diario en los Más sobre «Cuentas conmigo»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031