Existe una nueva forma de correr, pero… ¿es moda o viene para quedarse?

Existe una nueva forma de correr, pero… ¿es moda o viene para quedarse?

Publicado por el May 17, 2018

Compartir

Muy buenos días

Si eres corredor o vas al gimnasio seguro que te has dado cuenta de que cada vez es más común encontrarnos a gente entrenando y corriendo descalzos o con un calzado lo más minimalista posible. ¿Es esto una moda o tiene su explicación?

Recientemente se está comenzando a buscar un entrenamiento lo más natural posible, recuperando estímulos que perdemos al llevar el calzado convencional y que nos hacen perder consciencia de nuestro cuerpo, al igual que llevar una manopla en tus manos, a tus pies les sucede lo mismo al llevar calzado, perdemos sensibilidad, limitamos nuestros pies y perdemos estímulos muy importantes como la presión, que cambia la mecánica natural del pie.

De manera natural, el metatarso y las falanges tienden a expandirse cuando aumentamos la presión de apoyo del pie, cosa que no sucede con la mayoría de las hormas de los calzados actuales.

Las suelas actuales, debido a la gran cantidad de amortiguación que tienen, desvirtúan el estímulo propioceptivo, de tal modo que las articulaciones no realizan correctamente su trabajo, perdiendo respuesta y efectividad, pese a reducir el impacto, atrofiaríamos la respuesta propioceptiva del pie y comenzaríamos a deteriorar la base de todo nuestro cuerpo.

Todo lo que nos afecte en la pisada crea unas descompensaciones que afectan a todo el cuerpo, rodillas, cadera, columna…

Cuando realizamos un deporte descalzos (no apto para todos los deportes) se consiguen diferentes ventajas biomecánicas, el contacto del pie con el suelo no solo sirve como plataforma de apoyo, sino que mantiene la columna vertebral en mejor posición, mejora el sentido del equilibrio, aumenta el tacto y la sensibilidad de los músculos del pie, haciendo que trabajen de una forma más eficiente.

Los deportistas que se ejercitan descalzos aterrizan con la parte media o frontal del pie, disminuyendo en gran medida el impacto, en las suelas de los calzados tradicionales, en general el deportista apoya con mayor intensidad talón, aumentando el impacto y el riesgo de lesiones, ya que la zapatilla lleva al cuerpo a correr ligeramente atrasado, obligando al deportista a tocar el suelo en primer lugar con el talón, al correr descalzos o con zapatillas minimalistas, el cuerpo adquiere una posición más natural.

Si tienes interés en comenzar a entrenar descalzo, es importante que realices un proceso de adaptación, y lo hagas de forma progresiva, de este modo evitarás lesiones y podrás notar los beneficios de entrenar descalzo.

 

Recomendaciones para entrenar descalzo y fortalecer tu musculatura

  • Empieza caminando descalzo en casa.
  • Hacer ejercicios con la planta y los dedos del pie, como agarrar objetos o presionar y soltar una toalla.
  • Caminar descalzo sobre superficies más inestables y variadas, arena, hierba, piedras, agua… esto ayudará a aumentar el número de estímulos que recibe nuestra musculatura, la fuerza y mejorar la corrección postural.
  • Saltar la comba descalzo, aterrizando con las puntas y entrenando la pisada.
  • Calentar y movilizar articulaciones siempre antes de comenzar.
  • Las primera veces, comienza utilizando calzado minimalista, que ayude con el impacto y con la sensibilidad de los pies.
  •  Comenzar corriendo distancias cortas y probando la resistencia de los pies y ve aumentando a medida que te sientas cómodo.

 

Sea una moda o no, el caso es que no vemos nada malo en ir recuperando sensibilidades, y si no quieres empezar a correr descalzo, al menos descálzate de vez en cuando y disfruta de las sensaciones.

¡Feliz día!

Reserva un entrenamiento en Boostconcept a través de la app Resawod.

Para más consejos y recomendaciones podéis visitar mi web (http://www.boostconcept.es) ó (www.nutricionistacarla.com), Facebook (Carla Nutricionista),  Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept). 

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2018

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas