Halterofilia, un deporte que empieza a edades tempranas

Halterofilia, un deporte que empieza a edades tempranas

Publicado por el Jan 15, 2018

Compartir

¡Buenos días!

La halterofilia en niños y adolescentes sigue siendo un tema polémico hoy en día. Se sigue manteniendo la idea errónea de visualizar a un niño haciendo esfuerzos descompensados, sufriendo por levantar cargas de peso excesivas, y en riesgo de romper sus huesos o afectar de forma negativa en su crecimiento y desarrollo. La Halterofilia es un deporte de fuerza, pero existen muchas variantes de la fuerza o diferentes clasificaciones; es un deporte de fuerza explosiva y potencia, requiere de una técnica muy eficaz para su ejecución y en ello está la diferencia de este deporte con otros deportes de fuerza. Además, favorece el desarrollo neuromuscular y la flexibilidad.

 

Basta ver un arranque o un envión para darse cuenta de que la técnica es muy necesaria, por esa razón es que el halterófilo empieza a tempranas edades, no para levantar, sino para aprender la forma de levantar, con pesas muy ligeras que van desde una barra de madera hasta una barra de 1, 2, 3 ó 5 kilos, según la edad del niño.

 

Existen estudios que afirman la ganancia de flexibilidad gracias a la halterofilia, otros aportan pruebas sobre la mejora en el rendimiento físico de los niños al trabajar la potencia y la explosividad desde una edad temprana. Desde hace años se ha llegado a la conclusión mediante estudios y análisis en niños, que no hay correlación directa de que el entrenamiento supervisado con pesas es inseguro para ellos, pero es un hecho que la supervisión es muy necesaria. Se tarda hasta 8 años en alcanzar un nivel de alto rendimiento en el deporte, y la práctica de los principios de entrenamiento especializado a la edad de 11 a 12 está muy extendida. Esto está en consonancia con muchos otros deportes donde la precocidad se piensa que es una necesidad debido a beneficios tales como el aprendizaje motor, la flexibilidad y el crecimiento que se experimenta con tales edades. Cuidado con el nivel competitivo en la infancia ya que puede ocasionar graves trastornos psicológicos y sociales. La intensidad de las competiciones deportivas provoca retiradas prematuras o problemas morales en el niño. Los que usan programas de entrenamiento con exceso de sobrecargas y sin planificación adecuada son los que sufren el riesgo de lesiones articulares así como desequilibrios musculares. Sería un error sugerir que no existen peligros para el levantador joven, pero es cierto que estos peligros no son más que para la mayoría de los deportes. Es cierto que en este deporte específico el tendón rotuliano de la tibia es el que suele estar presente frente a las lesiones.

Resultado de imagen de TECNICA HALTEROFILIA

 

Beneficios de la Halterofilia:

⁃    Ayuda a mejorar la postura corporal.

⁃    Implica la adecuación postural en cualquier movimiento biomecánico.

⁃    Acondicionamiento físico para desarrollar aptitudes tales como la fuerza, potencia, velocidad, precisión, equilibrio, resistencia, flexibilidad y agilidad.

⁃    Iniciativa de pautas conductuales hacia una vida sana.

⁃    Fomenta el espíritu emprendedor, competitivo y deportivamente respetuoso.

⁃    Ayuda a valorar y comprender los beneficios de una vida sana en el futuro.

 

Una cultura deportiva en niños y adolescentes puede prevenir a la sociedad de graves enfermedades futuras. La ganancia de tono muscular favorecerá su desarrollo y ayudará a bajar los porcentajes de grasa corporal, le ayudará a mantener una correcta posición impidiendo que las malas posturas perjudiquen a su estructura ósea, además, el bienestar psicológico y social están garantizados. No hay que olvidar que todo programa de fuerza debe ser individualizado y estar completamente supervisado por un especialista que atienda correctamente las necesidades de cada niño.

 

¡Feliz día!

Para más consejos y recomendaciones podéis visitar mi web (http://www.boostconcept.es) ó (www.nutricionistacarla.com) Facebook (Carla Nutricionista),  Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept). 

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2018

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas