Cuido la dieta y hago deporte. ¿Por qué no adelgazo?

Cuido la dieta y hago deporte. ¿Por qué no adelgazo?

Publicado por el mar 10, 2017

Compartir

 

¡¡Buenos días!!

¿Por qué no adelgazo? ¿Tengo el metabolismo más lento de lo normal? ¿Tendré algún problema de tiroides?

Cada día llegan a mi consulta este tipo de interrogantes y para su respuesta es necesario conocer qué es el metabolismo basal; pues bien, es la energía que una persona necesita en reposo, es decir, sin ningún tipo de actividad física. O dicho de otro modo, las calorías mínimas que el cuerpo necesita diariamente para seguir funcionando.

Es muy importante porque estas necesidades mínimas son las que van a mantener el correcto funcionamiento de todos los procesos vitales del organismo, y además, si tenemos un metabolismo basal elevado, este ayudará a quemar y controlar el peso corporal.

IMG_2415

 

El metabolismo basal depende de varios factores:

  • El tamaño corporal, ya que cuando mayor es este, mayor gasto de energía hay con el consiguiente incremento del metabolismo.
  • La edad, según va aumentando, el metabolismo va disminuyendo. De ahí la importancia de controlarlo para no coger peso a medida que nos hacemos mayores.
  • El sexo, por término medio, el hombre tiene mayor masa muscular que la mujer y por eso su metabolismo basal es más alto.
  • Los hábitos alimenticios, puesto que está demostrado que realizar cinco o más comidas al día hace que nuestro metabolismo este activado, incrementándose así el gasto calórico y favoreciendo el control de peso debido a la mayor pérdida de grasa.

 

Existen diferentes formas de incrementar nuestro metabolismo basal:

  • La primera de ellas es la importancia de realizar ejercicio físico de manera habitual ya que no solo nos ayudará a perder calorías, sino que hace que nuestro metabolismo basal se eleve favoreciendo la combustión de la grasa y la pérdida de peso. No es necesario que nos demos grandes palizas en el gimnasio, empezar con ejercicios suaves y preferiblemente a pulsaciones de quema de grasa.
  • En segundo lugar, es muy importante la alimentación, ya que si sometemos a nuestro organismo a una dieta pobre en calorías o a un ayuno prolongado, este se pondrá en estado de alerta, ralentizando el metabolismo y creando depósitos de energía, casi siempre de grasa, debido a que no reciben los nutrientes necesarios ni las calorías mínimas para el mantenimiento de las funciones orgánicas diarias. Al disminuir este metabolismo y al crear los depósitos energéticos, favorecerá el aumento de peso y nos será mucho más difícil conseguir el peso adecuado.

 

Muy importante para personas que padezcan de hipotiroidismo buscar las formas de activar su metabolismo, pues ya de por si lo tienen más bajo siendo mucho más complicado la pérdida de peso, pero no es imposible. Se puede tener un peso adecuado y un estado de forma bueno padeciendo hipotiroidismo. Con unos hábitos de alimentación correctos y ejercicio físico de manera habitual, haremos que nuestro cuerpo se mantenga a tono.

carla07 (1 de 1) - copia (427x640)

 

Adelgazar no es sinónimo de dejar de comer. El cuerpo es listo y ante situaciones de ingestas bajas, se pone en reserva energética. Todo lo que comas se almacenará. Esto no nos interesa si queremos bajar de peso, tenemos que utilizar nuestra energía para el día a día y no reservarla. Así de sencillo. Come con cabeza y organiza bien todas las tomas, dependiendo si haces deporte o no. No es lo mismo una persona que esté activa a una persona que permanezca sentada la mayor parte de la jornada. Lo más sensato, acudir a un nutricionista de confianza.

caritas

¡¡Un besito y feliz fin de semana!!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept).

 

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2017

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas