¡Ayuda! ¡Retención de líquidos!

¡Ayuda! ¡Retención de líquidos!

Publicado por el jul 18, 2016

Compartir

 

¡Muy buenos días!

Lo cierto es que hay diferentes métodos para favorecer la eliminación de líquidos, muchas de ellas mediante infusiones, pero hoy nos vamos a centrar en una en particular, la infusión de ananás.

Con la llegada del verano y sobre todo del calor de las últimas semanas, aumentan las ganas de tomar bebidas refrescantes y si además nos ayudan a adelgazar y eliminar el exceso de líquidos, mucho mejor.

Por eso hoy os voy a hablar de las numerosas propiedades que tiene el ananá, o más conocido por todos como piña.

La piña es rica en una enzima proteolítica llamada bromelaína o bromelina. Aunque  el tallo es la parte donde más se concentra esta proteína, la podemos encontrar prácticamente en toda la planta.

Esta enzima lo que hace es que  fracciona las macroproteínas y al hacerlas más pequeñas mejora su digestión y eliminación, por eso es una buena opción para aquellas personas que tengan digestiones difíciles.

También es un aliado especialmente eficaz para combatir el peso excesivo asociado a la retención de agua o en el caso de un estado celulítico. De nuevo, al fragmentar las proteínas y separar el tejido celulítico, favorece la movilización y la eliminación de depósitos de grasa acumulados.

Tiene efecto antiagregante planetario, significa que ejerce una actividad fibrinolítica directa sobre los coágulos sanguíneos previniendo así la aparición de trombos y de posibles problemas cardiovasculares.

Además, su contenido en la bromelaína es capaz de modificar la síntesis de tromboxanos y postaciclinas, sustancias proinflamatorias, ejerciendo una acción antiinflamatoria y  mejorando con ello la recuperación de lesiones o la recuperación de operaciones quirúrgicas. Por ello, cuando vamos a empezar  a practicar ejercicio intenso sin estar acostumbrados,  la suplementación con bromelaína puede ayudarnos a prevenir  la ruptura de las células musculares y resulta eficaz para reducir el dolor, prevenir el edema y favorecer la recuperación.

hqdefault

Y para aquellos a los que os hemos convencido para empezar a tomar esta deliciosa fruta tan beneficiosa, os dejamos la receta de cómo preparar un té de ananás casero:

Necesitaremos una piña madura, tres ramitas de canela y agua. Se pela la piña y se quitan las cáscaras, una forma fácil de hacer esto es agregando la piña a una olla para hervir y así lograr que las cáscaras se suelten más rápidamente; destacando que en el té de piña se utilizarán las cáscaras y no la fruta, por lo que podemos usar la fruta para agregar a jugos, zumos o ensaladas.

Una vez retiradas las cáscaras de la piña, se agregan a una olla con agua previamente lavadas y se agregan las ramitas de canela, se deja hervir durante 40 minutos a fuego lento y luego se apaga el fuego, para dejar reposar; cuando esté fría la preparación se agrega a un frasco de vidrio y ya estará lista para beber.  Lo podemos beber frío o caliente y se recomienda un mínimo de 3 veces al días para aprovechar al máximo sus propiedades.

¡Feliz semana!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept) para más post y consejos.

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2016

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas