Endulza la vida sin calorías

Endulza la vida sin calorías

Publicado por el Jun 29, 2016

Compartir

 

¡¡Buenos días!!

Los edulcorantes artificiales se han convertido para muchas personas en el gran sustituto del azúcar, una solución que permite evitar las consecuencias metabólicas del abuso de azúcar, sin renunciar al sabor dulce.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de edulcorantes artificiales pero, ¿es saludable su consumo? Hoy en Eat&Fit os lo cuento.

1-La sacarina

La sacarina o E954  es un edulcorante autorizado por la Autoridad de Seguridad Alimentaria cuyos valores de ingesta máxima al día se encuentran en 5 mg por kilogramo de peso corporal. Esto quiere decir que si una persona pesa 50 kilos, su ingesta máxima diaria se encuentra en 250 mg de sacarina. Su capacidad endulzante es de 300 a 500 veces más que el azúcar de mesa y no aporta ni una sola caloría.

La sacarina no se metaboliza, se absorbe tal cual y se elimina por vía renal. Se puede decir que el uso de sacarina se considera seguro.

 

2-El ciclamato

El ciclamato tiene un poder endulzante de 30 a 50 veces más dulce que el azúcar y la ingesta diaria admisible (IDA) está establecida en 7 mg de ciclamato por kilogramo.

A dosis altas puede resultar tóxico debido a una bacteria presente en el intestino que lo degrada en una metabolito tóxico, pero si respetamos las dosis recomendadas es algo bastante improbable.

 

3-Acesulfamo K

El acesulfamo K o E950  es otro edulcorante autorizado con un poder endulzante de 200 veces más que el azúcar, y la ingesta diaria se encuentra en torno a los 10-15 mg por kilogramo de peso al día.

Una de las principales ventajas es su estabilidad ante las altas temperaturas, por lo que se puede usar en la preparación de productos horneados.

 

4-Aspartamo

El aspartamo o E951  es el edulcorante con peor fama y del que todo el mundo ha oído hablar y evita su consumo. A pesar de esta fama, EEUU y Europa aprueban su consumo y establecen su IDA en 40 mg por kilo de peso corporal.

El aspartamo está compuesto por la unión de dos aminoácidos, ácido aspártico y fenilalanina, presentes en infinidad de alimentos como la carne, la leche materna, frutas y verduras.

Su poder endulzante es 200 veces más que la sacarosa o azúcar, y a diferencia de los anteriores edulcorantes, este si se absorbe por lo que si aportaría una mínima cantidad de calorías. Digo mínima pues las cantidades utilizadas para que aporte dulzor son escasas.

El temor al consumo de aspartamo no está justificado salvo que la persona sea susceptible a alguno de los dos compuestos que lo forman, léase fenilcetonuria, una enfermedad en la que se tiene intolerancia a la fenilalanina, o que se abuse de forma indiscriminada de las IDA.

 

Por supuesto la lista de edulcorantes no acaba aquí y seguirá habiendo controversias en el uso de los mismos.

Mi recomendación es evitar alimentos que en su composición lleven azúcar y no abusar de los que incluyan sustitutos, y a la hora de endulzar el café o algún alimento, opta por el que más te guste pues la cantidad utilizada será mínima, por lo que siempre se encontrará dentro de las ingestas diarias admisibles.

 

¡Feliz día!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept) para más post y consejos.

 

 

 

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2016

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas