¿Crujen tus articulaciones? Tiene una explicación

¿Crujen tus articulaciones? Tiene una explicación

Publicado por el mar 30, 2016

Compartir

¡Muy buenos días!

En la mayoría de los casos, si nuestro cuerpo “cruje” pero no nos duele, se trata simplemente de una *crepitación. Sin duda, el sonido de la crepitación asusta, y aunque puede ser síntoma o aviso de una patología, en la mayoría de los casos el sonido suele venir por los gases (oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono) que forman parte del líquido sinovial (lubricante natural de las articulaciones). Aunque generalmente inofensivos, los ruidos también podrían causarlos tus tendones al estar volviendo a su sitio después de haberse descolocado de su posición original.

La explicación natural de lo que ocasiona el “crujido” puede generalizarse en una diferencia de presiones en el interior de la articulación. Los gases disueltos en el líquido sinovial tienen como función principal favorecer el movimiento, además de nutrir el cartílago, permite que los huesos no tenga un rozamiento agresivo entre ellos. Ocurre que al forzar la articulación en un movimiento determinado el espacio entre los dos huesos aumenta provocando que los gases disueltos salgan y la explosión de las burbujas de gas sea el principal motivo del ruido.

Si el crujido va acompañado de dolor es porque a veces forzamos demasiado el movimiento por falta de elasticidad y “maltratamos” excesivamente las articulaciones. Con el tiempo, esto provoca el desgaste del cartílago, por lo que pierde suavidad, produciendo un ruido perceptible cuando los huesos chocan entre sí.

  • Podemos prevenir los dolores articulares. ¿Cómo?

Podemos luchar contra ello mediante una alimentación correcta que nos ayude a nutrir los huesos, cartílagos y tendones. Además, una buena hidratación y sesiones de estiramiento de calidad favorecerán la salud articular porque con ello conseguimos liberar tensión de los músculos que rodean las articulaciones y nos permitirá un mayor flujo sanguíneo. Vamos a conseguir una mayor elasticidad y movilidad.

  • Los alimentos y suplementos que ayudan a mejorar nuestras articulaciones son:
    • Omega 3 (pescado azul, frutos secos, aguacate…)
    •  cúrcuma
    • glucosamina
    • cartílago de tiburón
    • ácido hialurónico

Puedes encontrarlos en alimentos, en forma de especias o en suplementos fáciles de encontrar en herbolarios.

De ahora en adelante lo que debemos hacer es cuidar las articulaciones, que paséis una buena semana y que comáis muy sano.

 

*Crepitación: Los crepitaciones son sonidos producidos en distintas situaciones médicas y que permiten el diagnóstico de diversas patologías.

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept) para más post y consejos.

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2016

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas