Barriga cervecera, ¿mito o realidad?

Barriga cervecera, ¿mito o realidad?

Publicado por el Sep 28, 2015

Compartir

 

¡¡Buenos días!!

Hoy hablamos de la cerveza, ¿mito o realidad?

¿Cuántas veces hemos asociado la barriga a la cerveza? ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar si realmente es la cerveza lo que nos engorda, o son las tapas que la acompañan y la mala alimentación?

Pues bien, una cerveza son 150 kcal; supongamos que una persona tiene que ingerir al día 2000-2500 kcal y esas 150 kcal son de la cerveza. Solo un 7 % de las calorías diarias suponen la ingesta de esa cerveza. Y si hablamos de cerveza sin alcohol, son 50 kcal lo que supone un 2 %.

image1 )

 

La cerveza tiene multitud de beneficios para la salud pero siempre hablando de cantidades moderadas. Por moderación entendemos una cerveza al día en mujeres y dos cervezas al día en hombres. Y para ser más exactos, 250 ml en mujeres y 500 ml en hombres.

image1 (4)

 

Entre los beneficios de la cerveza destacan tres componentes principales, el agua, el silicio y el lúpulo.

  • El 92 % de la cerveza es agua, de ahí su alto poder diurético en combinación con otro mineral que es el potasio, cuya función principal es promover la diuresis.
  • El silicio es sinónimo de salud ósea, pues ayuda a densificar los huesos y que estén más fuertes.
  • El lúpulo no solo es antioxidante, sino que además previene la formación de piedras en el riñón.

Hay estudios que demuestran que la ingesta de cerveza con moderación en las cantidades que os comenté anteriormente, mejoran los niveles de HDL (colesterol bueno) y eso a la larga, es salud cardiovascular.

 

Y después del ejercicio, como muchas veces se dice, ¿es bueno tomarse una cerveza?

Está claro que después del ejercicio lo que buscamos es hidratarnos y reponer nutrientes perdidos tras el esfuerzo.

Si analizamos uno de los compuestos de la cerveza, el alcohol, sabemos que puede alterar las funciones corporales y comprometer la recuperación del deportista, ya que el alcohol inhibe la hormona antidiurética produciendo deshidratación. Además, al ser un vasodilatador, aumenta la pérdida de líquidos por deshidratación.

 

Pero, ¿y si lo que tomamos tras el ejercicio es una cerveza sin alcohol?

La cerveza sin alcohol tras el ejercicio es un buen recuperador no solo del líquido perdido a nivel de hidratación corporal sino que la reposición de minerales y vitaminas es perfecta. Nos aporta vitaminas del grupo B, potasio, magnesio, fósforo.

Al ser rica en lúpulo que es antioxidante, disminuye el estrés oxidativo post ejercicio.

 

Como conclusión, aquellas personas que asocian la cerveza a la barriga prominente, que analicen su alimentación diaria, las tapas que consumen cuando salen a tomar algo, y si realmente el consumo de cerveza es con moderación o si cada vez que salen de cañas es como si no hubiese un mañana.

 

¡Feliz semana!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (carlanutricionBC).

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2015

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas