Mascarilla “mágica”

Mascarilla “mágica”

Publicado por el ago 7, 2015

Compartir

 

¡Buenos días!

¡Viernes y principio de fin de semana!

Hoy me gustaría compartir con todos vosotros un truco que me dio mi hermana hace un par de semanas y que llevo una semana haciéndolo. Es una mascarilla a base de miel y limón.

Ella está viviendo en Canadá y como hablamos habitualmente, le comenté que me habían salido unos granitos en la cara y me habló de su mascarilla “mágica”. La había empezado a utilizar hace un mes por el mismo motivo, unos malditos granitos y que ella creía que era por la falta de sol y pocas salidas en el invierno a causa del frío. Entre hermanas compartimos todo o casi todo, decidí una noche hacer la mezcla y aplicarme la mascarilla.

Como nutricionista conozco las propiedades del limón y de la miel para el organismo, pero la verdad es que nunca había probado ambos ingredientes como mascarilla facial.

El limón es rico en vitamina C, de ahí su gran potencia antioxidante y además, posee propiedades depurativas y antibacterianas.

limon

 

La miel es cicatrizante, reduce inflamación y protege contra infecciones.

Miel

 

La combinación de estos dos ingredientes, hace de esta mascarilla un aliado para las pieles con tendencia acneica, falta de luminosidad y poros abiertos.

Ingredientes mascarilla “mágica”, como así la llama mi hermana.

  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de limón

Removemos hasta conseguir una mezcla homogénea y aplicamos en la cara con una cuchara. Dejamos actuar la mascarilla unos 40 minutos y retiramos con agua templada.

Si os animáis a probarla, notaréis que la piel se está más limpia, más luminosa, tersa, suave, y que poco a poco los poros abiertos irán minimizando su apariencia.

Yo llevo una semana con ella y ya noto la piel mucho mejor.

 

¡¡Un besito!!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (carlanutricionBC).

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2015

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas