Falsos mitos de las dietas (parte 2)

Falsos mitos de las dietas (parte 2)

Publicado por el abr 10, 2015

Compartir

 

¡Buenos días!

¿Qué tal la semana post “mini” vacaciones? A mi me costó un poco volver a la rutina pero es viernes y puedo decir que, ¡¡semana superada!!

Hoy os publico la segunda parte de los “falsos mitos de las dietas” y pondré algún post más sobre este tema, ya que muchas veces hacemos cosas que creemos que son correctas, cuando en realidad no lo son.

 

1-    Beber agua en la comida engorda.

Beber agua durante la comida no engorda ya que el agua no aporta calorías. Si es cierto que puede aumentar el Ph del estómago (baja el nivel de acidez del estómago), haciendo las digestiones más lentas. Lo mismo pasa con la fruta después de comer, no es que la fruta engorde si la consumes durante la comida sino que ralentiza las digestión y por ello, es mejor consumirla entre horas como media mañana o merienda.

 

IMG_0044 - copia (683x1024)

 

2-   ¿Cuál es mi peso ideal?

No existe el peso ideal en cuando a kilos de peso total sino a valores de composición corporal. El peso ideal de cada persona es, el que dentro de unos buenos valores de composición corporal, nos veamos bien y estemos saludables.

La diferencia entre peso de grasa y peso total, es que el peso total abarca tanto el peso graso como el peso muscular. Puedes tener un peso alto y no tener una pizca de masa grasa. El músculo también pesa. Una persona de la misma altura puede pesar lo mismo que otra, pero el volumen sea diferente pues uno tiene buena masa muscular y el otro estar por encima de su porcentaje adecuado de grasa.

Por eso el peso total no es importante sino que tipo de peso tienes.

 

IMG_1646

 

3-   Si como menos o hago periodos de ayuno adelgazo.

Falso, es muy importante llevar una alimentación equilibrada, ya que si sometemos a nuestro organismo a una dieta pobre en calorías o a un ayuno prolongado, este se pondrá en estado de alerta, ralentizando el metabolismo y creando depósitos de energía, casi siempre de grasa, debido a que no reciben los nutrientes necesarios ni las calorías mínimas para el mantenimiento de las funciones orgánicas diarias.

Al disminuir este metabolismo y al crear los depósitos energéticos favorecerá el aumento de peso y nos será mucho más difícil conseguir el peso adecuado.

Realizar cinco comidas al día cada 3 horas aproximadamente nos evitará esa disminución del metabolismo y además, controlaremos el nivel de saciedad ya que al repartir la ingesta en varias tomas al día, no llegamos a la siguiente comida con un hambre excesiva.

 

reloj

 

 

¡Un besito y buen fin de semana!

 

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (carlanutricionBC).

Compartir

ABC.es

EAT&FIT © DIARIO ABC, S.L. 2015

Dicen que somos lo que comemos. Es cierto. Una nutrición inteligente puede transformar tu aspecto, tu salud y tu calidad de vida. ¡¡Y no tiene que ser aburrido!! Podemos comer sano, natural y muy rico. No hace falta sufrir ni apuntarse a milagros. Existen mil trucos, ¡y no son de magia! La esencia está en tener ideas claras y organizarse. Día a día. Y mover un poco el cuerpo, claro está. Tampoco nos tenemos que apuntar a un maratón cada semana. Más sobre «EAT&FIT»

Categorías
Etiquetas