Ver y no ser visto

Ver y no ser visto

Publicado por el 16 agosto 2018

Compartir

Espía, así me llaman algunos, que conocen mis diversiones, mis aficiones y mis sueños algo ocultos y es que, lo confieso, me encanta curiosear, vivir aventuras, meterme en algún lío de película y enterarme de los mas intrincados secretos de la personas, de las casas, de los lugares y de las cosas, pero también sé bien cómo guardarlos y no desvelarlos aunque eso, me cueste algún disgusto que otro y, como me debato entre callar o contar (siempre callar o contar) y una es muy profesional, he decidido, con el cambio de quincena, la final de Agosto, que es cuando llega el inexplicable momento en que los sitios de moda se vacían o se llenan, (depende del sitio, a veces cuanto más vacío, más de moda o cuanto mas tarde, mas lleno), como decía, he decidido aprovechar  este momento tan raro y nostálgico, para empezar una sección dentro de mi blog, digamos que reservada.

Los que voy a traer por aquí, son lugares para ver y no ser vistos, (para mí, el paradigma del lujo).

Voy a hablar aquí de sitios especiales, que francamente, no me gustaría desvelarles a todo el mundo, porque la verdad es que no querría ver llenos de gente, Tan solo lo hago por disciplina y es que a veces, la buena periodista vale mas por lo que calla, que por lo que dice. Por ello, y como sé que tengo un gusto raro y poco entendible, los que se hayan sentido escépticos, hayan levantado una ceja o arrugado la nariz, a aquellos a los que la imagen les haya dejado fríos o no les diga absolutamente nada, les ruego que no tengan en cuenta este post y y que le den inmediatamente al delete o lo borren de sus favoritos y se lo digo de corazón, porque sinceramente, los que voy a enseñar aquí, son una conjunto de lugares excéntricos, poco conocidos, fuera del circuito y que solo nos gustan a unos cuantos excéntricos y, la verdad, un poco outsiders. Son incómodos, dificilísimos de acceso, no suele hacer bueno, no hay playa instagrameable, ni piscina desbordante y es que a veces ni siquiera hay cerca un coctelero, un DJ o una estrella Michelin… asi que… eso, que si no sienten un amor loco a primera vista… no me hagan ni caso, borrenme y sáltense esta sección.

Pero al que se quede…

 les llevaré de paseo por un pueblo de Cadiz

 

a la casa de un coleccionista de arte en Nueva York

 

o a la del mejor anticuario de Paris

 

a pasear por el jardín de un maestro en Segovia

 

a la casa de un boticario en la sierra de Aracena

 

a ver un castillo de La Alcarria

 

y una “Folie” con un parque increíble en medio de Francia

 

a un hotel que podría ser la casa del Sr. Gatsby si no fuera porque está en San Juan de Luz

 

o a entender la obra de un gran visionario

 

les contaré qué son y por qué son así los Manteles vascos

 

y les contaré de un lugar increíble para dormir una siesta otoñal

 

Pero no les quepa la menor duda, de que aquí, no pienso contarlo todo.

 

Compartir

Siguiente

ABC.es

Deco-adicción © DIARIO ABC, S.L. 2018

He vivido en más de 7 casas, de todos los estilos y lugares. Todas y cada una de ellas, tienen algo singular y un rincón secreto. Todas y cada una de ellas, han hecho que me apasione el diseño, la artesanía, la arquitectura y la decoración. Desde aquí y con vuestro permiso, compartiré lo que sé, lo que me gusta, lo que he descubierto y lo que me ha sorprendido. Más sobre «Deco-adicción»

Categorías