Cómo perder el glamour en Paris

Cómo perder el glamour en Paris

Publicado por el 7 agosto 2016

Compartir

He venido unos días a Paris de, vacaciones, con mi hija,  buen tiempo, sin trabajo, sin presentaciones, sin prisas, dispuesta a ver todo lo que siempre me dejo en el tintero. Vamos, un lujo y una delicia!

Lo primero que hicimos las dos el domingo fue reservar tempranito (cada vez soy mas de cena guiri), en la terraza de Monsieur Bleu y así, de paso, darnos una vuelta por el Palais de Tokyo que cierra a las 12 y sumergirnos, que ya nos hacía falta, en el arte mas avantgarde y rabioso de Francia.

IMG_8975

Instalación de Henrique Oliveira

IMG_8984

Cintas de Constance Guisset

 

Comenzamos bien, pero terminamos fatal, pues tras las primeras salas gigantes con sofisticaciones del tamaño de los troncos de Henrique Oliveira, los doseles de cintas de colores de Constance Guisset o la cafetería de Martin Soto Climent revestida con pantis estirados hasta cinco tallas mas, pasamos a la exhibición de su propio arte (by Houellebecq) y luego a las performances en las que una mujer  roncaba suavemente frente a un televisor mientras su marido –porque eso debía de ser un marido- contemplaba fijamente un debate o el video de Nina Simone bailando con cintas y de ahí ya nos introducimos en las instalaciones esenciales de Mika Rottenberg en las que nos hace ver con otros ojos, esos pequeños objetos cotidianos y caseros, puro arte, la verdad, que tenemos en nuestras casas, desde un ventilador de plástico o tres aparatos de aire acondicionado de primera generación, pasando por un lote de barreños de plástico de colores o una parrilla con sartén cutre acompañados del sonido de una gotera en una placa y, sin darnos cuenta (juro que NO vimos el Interdit au public), acabamos en el cuarto de las basuras sin saber si teníamos que fotografiar los cubos o enfrentarnos al guardia que nos perseguía furioso, sin dar crédito de nuestra osadía.

IMG_8989

Rester Vivant de Houellebecq

IMG_9007

Mika Rottenberg

IMG_8996

Compuesta con pantys por Martin Soto Climent

 

Asi pues, perdido el glamour (temporalmente), decidimos pasarnos a la Rive Gauche, a donde va la plebe Bastillera, cruzando por la pasarela Debilly  y caminar por la orilla del Sena admirando los nuevos jardines suspendidos sobre el rio, bajo los puentes mas “yeahs” y participando de ese ambiente tan animado y veraniego, donde cada uno va a su bola, unos corren, otros patinan, juegan a la petanca, al ajedrez o al Mahjong, se toman sus cervecitas en chiringos muy cool, mientras  que los vendedores ambulantes, en lugar de calimocho te venden Moet Chandon, porque los parisinos son así, auténticos forofos del picinic, cualquier excusa es buena para extender la mantita y ya puestos, o se hace bien o no se hace.  Pues eso, toda una experiencia!

Mañana os contaré qué hacer para recuperarlo.

IMG_9023

cruzando el Río

IMG_9206

picnic a orillas del Sena

IMG_9028

bancos bajo los puentes hechos con traviesas

IMG_9041

Bajo el Puente Alejandro III

 

Compartir

ABC.es

Deco-adicción © DIARIO ABC, S.L. 2016

He vivido en más de 7 casas, de todos los estilos y lugares. Todas y cada una de ellas, tienen algo singular y un rincón secreto. Todas y cada una de ellas, han hecho que me apasione el diseño, la artesanía, la arquitectura y la decoración. Desde aquí y con vuestro permiso, compartiré lo que sé, lo que me gusta, lo que he descubierto y lo que me ha sorprendido. Más sobre «Deco-adicción»

Categorías