Gareth Edwards, de Monsters a Godzilla

Gareth Edwards, de Monsters a Godzilla

Publicado por el may 16, 2014

Compartir

Godzilla, ese viejo conocido, campa ya a sus anchas por la cartelera, moldeado por su casi desconocido director, Gareth Edwards. Paradojas, o no tanto, de Hollywood. No es extraño que un blockbuster de las dimensiones de Godzilla, tan descomunales como el bicho protagonista, acabe en manos de un realizador sin apenas experiencia. Edwards solo había firmado una película. Pero esa película le hacía el hombre perfecto para el proyecto.

Se titula Monsters, se estrenó en 2010 y es una pequeña maravilla rodada con cuatro dólares que describe el viaje desde América Central hasta Estados Unidos de una pareja accidental (él, fotógrafo, recibe el encargo de “escoltar”  a la hija de su jefe) en medio de una invasión alienígena que ha puesto La Tierra patas arriba. Edwards no solo dirige y protagoniza la cinta, sino que es el responsable de unos efectos digitales tan modestos como resultones. Sin apenas presupuesto consigue que te creas que, en efecto, seres de otro planeta han decidido colonizar el nuestro.

Hollywood, aplicando su lógica industrial, pensó que Edwards debía hacerlo bien a la fuerza si se le adjudicaba un proyecto de factura (salvando las enormes distancias) similar: de nuevo la Humanidad al borde del colapso por culpa de fuerzas que exceden a las suyas. Solo había que cambiar los alienígenas por enormes criaturas nucleares. Y lo cierto es que, visualmente, pocas pegas se le pueden poner al joven director. La devastación a gran escala resulta absolutamente verosímil y los enfrentamientos entre los seres radiactivos se siguen con el corazón en un puño, temiendo que alguno de los trozos de edificios que vuelan alegremente acaben cayendo en el patio de butacas por obra y gracia del 3D.

El guión, que no es en este caso de Edwards, y la parte de la película que debe armar el relato de las batallas entre las bestias ya son otro cantar. Esa subtrama del protagonista y su familia no aguanta ni media embestida de Godzilla, endeble como es. Quizás porque casi toda la carne se pone en otro asador, el de apabullar con un escenario apocalíptico que nos recuerda las insignificantes hormigas que somos. Empatizar con los personajes cuesta mucho más que encogerse ante el rugido de la criatura.

Compartir

ABC.es

Con el cine en los talones © DIARIO ABC, S.L. 2014

Con el cine en los talones es un blog sin pelos en la lengua, donde se busca ofrecer una visión siempre crítica, y nunca complaciente, de la realidad del cine. Más sobre «Con el cine en los talones»

Etiquetas
mayo 2014
L M X J V S D
« abr   jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031