“8 apellidos vascos”: ríe y vencerás

“8 apellidos vascos”: ríe y vencerás

Publicado por el mar 19, 2014

Compartir

Los casi 3 millones de euros que recaudó “8 apellidos vascos” en su primer fin de semana son una barbaridad, se mire por donde se mire. Comedia nacional, sin la trampa y el cartón del 3D, con buena promoción pero nada del otro mundo. Y ahí está, mejor estreno de 2014, haciendo morder el polvo a griegos, espartanos y cowboys que trapichean con fármacos. Una de las noticias del año y gratísima sorpresa.

Sorpresa relativa, en todo caso. La gente está deseando que le ofrezcan películas de este perfil, comedias amables, capaces de reírse de sí mismas, sin grandes alardes pero cuidando el producto. El público quiere desconectar durante hora y media, pasarlo bien y, a la salida, comentar las escenas más ocurrentes y los gags más divertidos. “8 apellidos vascos” ofrece todo esto y le suma un armazón sólido, con una historia que no descubre la pólvora pero que tiene la virtud de no decaer y de ir guiando la trama con mano firme, como haría el personaje de Karra Elejalde con su barco.

Adaptar el esquema de “Bienvenidos al sur” y “Bienvenidos al norte”, con sus choques de cultura y personalidad, se ha revelado un acierto mayúsculo. Los prejuicios han durado lo justo y la inmensa mayoría ha acudido a ver la película como lo que es: un sano ejercicio de coger los tópicos más arraigados, manipularlos (en el buen sentido) con habilidad y servirlos en un entorno donde el lío y el enredo garantizan la comedia, y ésta, el entretenimiento y la risa.

¿Que no es un producto original? Tal vez no lo sea el “germen” de la idea pero concedamos que en España nunca se había rodado nada de este tipo. Y mucho menos desde una sana intención de no ofender a nadie, sino retratar a unos y otros con sus pequeñas miserias, costumbres, vicios y defectos. Y virtudes, claro. Son andaluces y vascos porque doblando el mapa se ocurren pocas regiones más alejadas en su idiosincrasia, pero podría haberles tocado a otras regiones y el resultado hubiera sido similar. Menos divertido, tal vez, pero igual de sano.

Mención aparte para Dani Rovira, todo un acierto en su primera incursión en el cine. El personaje de Rafa le va como anillo al dedo y no desaprovecha la oportunidad de su vida.

Compartir

ABC.es

Con el cine en los talones © DIARIO ABC, S.L. 2014

Con el cine en los talones es un blog sin pelos en la lengua, donde se busca ofrecer una visión siempre crítica, y nunca complaciente, de la realidad del cine. Más sobre «Con el cine en los talones»

Etiquetas
marzo 2014
L M X J V S D
« feb   abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31