RoboCop: el tapado Joel Kinnaman

RoboCop: el tapado Joel Kinnaman

Publicado por el feb 14, 2014

Compartir

A Joel Kinnaman no se le ve mucho la cara en RoboCop. Es lo que tiene interpretar a un personaje que tiene casi más de máquina que de humano. Le han dejado un primer cuarto de hora de filme para que se sepa que es él quien recoge el testigo de Peter Weller en este remake. Después queda engullido por el disfraz de cyborg, el chorro de escenas de acción y demás parafernalia.

Nunca mejor dicho, Kinnaman es un tapado en esta película. Su nombre no dirá demasiado al espectador medio. Sueco, 34 años, este es su primer papel en una gran producción, su primera incursión en el típico blockbuster llamado a desenterrar el nombre de un actor joven del anonimato y catapultarlo a las listas de los elegidos. Es de imaginar que su teléfono (o el de su representante) empezará a sonar con bastante más frecuencia a partir de este viernes.

Pero Kinnaman no es un novato. Los seguidores de The Killing (esa serie Guadiana, que va y viene, la cancelan y resucita, se muda de canal) saben bien cuáles son las prestaciones de este tipo con magnífica planta y unos rasgos muy particulares. No es, ni mucho menos, un guapo al uso; al contrario, tiene un punto canalla y malote, especialmente cuando va sin afeitar. Lo demuestra en esa estupenda serie donde interpreta a Holder, un policía muy ambiguo, con unos cuantos cadáveres en el armario.

En cine ha trabajado más en su país, fundamentalmente en la saga Dinero fácil, adaptación de un bestseller sueco sobre una serie de personajes con vínculos con los bajos fondos. Él es JW, un chaval humilde que se haza pasar por pijo y termina en el fango por culpa de su ambición. En Hollywood se le había visto en El invitado (Denzel Washington).

Pero su momento es ahora. De cómo resulte el paso de RoboCop por la taquilla dependerá lo mucho o poco que se le solicite en adelante. El potencial lo tiene. Aunque el remake de la mítica cinta de Paul Verhoeven no es de esos que permiten demostrar, precisamente, las dotes dramáticas de uno. Y el casco tampoco ayuda.

Compartir

ABC.es

Con el cine en los talones © DIARIO ABC, S.L. 2014

Con el cine en los talones es un blog sin pelos en la lengua, donde se busca ofrecer una visión siempre crítica, y nunca complaciente, de la realidad del cine. Más sobre «Con el cine en los talones»

Etiquetas
febrero 2014
L M X J V S D
« ene   mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728