Jonah Hill y Matthew McConaughey: dos gratas sorpresas

Jonah Hill y Matthew McConaughey: dos gratas sorpresas

Publicado por el ene 17, 2014

Compartir

Jonah Hill y Matthew McConaughey. A priori, pocos puntos de coincidencia. Treintañero regordete y guasón, el primero; 44 años y un pasado de galán que va quedando atrás, el segundo. Y, sin embargo, son dos nombres que brillan con fuerza en la temporada 2013-14, y candidatos claros a copar una categoría que podríamos bautizar “Actores que no esperabas que llegaran a ser tan buenos”.

Con matices.

En el caso de Jonah Hill, ya en la iniciática Supersalidos bordaba su papel de adolescente deslenguado y con ganas de pasarlo bien, en la encrucijada de separarse de su mejor amigo y empezar a salir con chicas. Estaba de diez, pero no dejaba de ser un papel agradecido en una película sin grandes pretensiones. El primer toque serio lo dio en Moneyball, robándole escenas a todo un Brad Pitt. Tan serio y con gafas se nos puso que costaba reconocer al hasta entonces payasete Hill. Ahí cayó la primera candidatura al Oscar. Con El lobo de Wall Street ha llegado la segunda. Nada mal a sus 30 años recién cumplidos. Un tipo versátil capaz de saltar de la comedia boba (Infiltrados en clase) a un filme de Scorsese. O de desconcertar al personal como el irritante hijo posesivo de Cyrus.

Lo de Matthew es otra cosa.

A Matthew ya lo dábamos por perdido. Sahara, Como locos… a por el oro, Planes de boda. Peliculillas de ese pelaje. Hasta la vuelta de tuerca de 2011. De pronto McConaughey, ese actor de apellido imposible, galán de segunda fila, empieza a encadenar buenos papeles: Killer Joe, El chico del periódico, Magic Mike. A cada actuación, una pizca más de respeto por parte de la industria. Con Mud acabó de derribar cualquier duda. Y Dallas Buyers Club le ha servido en bandeja la consagración.

El golpe de gracia sería el Oscar, claro, por mucho Globo de Oro que tenga ya en casa. Seamos serios: nos dicen hace cinco años que McC podía optar al premio gordo y, como poco, esbozamos una sonrisa. Pero ahí está, claro favorito junto a Leo DiCaprio.

Lo suyo ha sido un volantazo tan inesperado como celebrado. Lo de Hill, el ejemplo de cómo algunos actores jóvenes dan el estirón, maduran y demuestran un potencial al que no se le adivinan límites.

Compartir

ABC.es

Con el cine en los talones © DIARIO ABC, S.L. 2014

Con el cine en los talones es un blog sin pelos en la lengua, donde se busca ofrecer una visión siempre crítica, y nunca complaciente, de la realidad del cine. Más sobre «Con el cine en los talones»

Etiquetas
enero 2014
L M X J V S D
« dic   feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031