Baja el apoyo a la democracia

Publicado por el Sep 5, 2016

Compartir

 

√ Solo el 54% de los ciudadanos defiende la democracia como mejor sistema político; al 23% le da igual el tipo de gobierno

√ Los venezolanos son los que más valoran la democracia (77%); en Brasil ha bajado el apoyo un 22% por la corrupción

√ La pérdida de confianza democrática es más constante en los países con gobiernos exguerrilleros (Nicaragua y El Salvador)

 

Apoyo-democracia-1

 

       La democracia pierde popularidad en Latinoamérica, de acuerdo con los últimos datos del Latinobarómetro. En Venezuela, donde la democracia es una aspiración, el apoyo a esa ansiada forma de gobierno se mantiene muy alto, porque se ve como la única salida a la crisis humanitaria que atraviesa esa nación. Pero para ciertos sectores de otros países la democracia se ha convertido en un sistema político incapaz de corregir la corrupción y de resolver la desigualdad social.

Como se ve en el gráfico, la generalización de la democracia liberal en Latinoamérica a partir de los años 80 supuso una creciente adhesión de los principios democráticos en los 90, aunque no tardó en producirse cierta decepción entre la población. El boom de las materias primas a partir de 2002 hizo emerger una notable clase media, fenómeno que contribuyó a reforzar el sistema político, pero la crisis económica actúa ahora como una lente de aumento sobre las deficiencias del sistema. Es lo que pasa en el resto del mundo, también en países de larga tradición democrática, que están viendo surgir con fuerza movimientos populistas.

El populismo bolivariano en América Latina está ciertamente en retroceso electoral, pero ha hecho un daño quizás irreversible en más de una generación: ha generado desconfianza hacia un sistema que permite ser aceptado internacionalmente como democracia cuando en algunos casos le falta lo sustancial: equilibrio de poderes, trasparencia y rendición de cuentas.

SOLO EL 54%. El mismo día que algunos medios hablaban de ‘la semana que conmovió al mundo’ (el acuerdo de paz Colombia-FARC, la Toma de Caracas y el recambio presidencial en Brasil), poniéndola como ejemplo de reactivación democrática, el informe Latinobarómetro 2016 indicaba que, por cuarto año consecutivo, el apoyo a la democracia en Latinoamérica decrece. De un apoyo del 61% en 2010 se ha pasado este año al 54%, al tiempo que la indiferencia sobre el sistema de gobierno ha subido del 16% a un récord del 23%. La defensa del autoritarismo, en cambio, se mantiene más o menos constante entorno al 15%. El informe, realizado a partir de más de veinte mil entrevistas en 18 países, concluye que América Latina es «una región que no da el salto a grados superiores de democracia. La democracia parece consolidarse de manera imperfecta».

Apoyo-democracia-3VENEZUELA: MAYOR ANSIA DEMOCRÁTICA. La encuesta sitúa a Venezuela como el país con mayor reivindicación de la democracia como sistema de gobierno: un 77% de los ciudadanos la apoya. Los venezolanos están saliendo masivamente a la calle precisamente para reclamar al Gobierno que respete los cauces democráticos establecidos en la Constitución. El compromiso a la protesta pacífica, además, indica el rechazo a atajos fuera del ordenamiento legal. El bloqueo del Gobierno de los mecanismos constitucionales previstos, no obstante, ha hecho descender un 7% en el último año esa fe en la democracia.

BRASIL, CHILE: MOMENTO DE CRISIS. El mayor descenso del valor de la democracia en el último año se ha producido en Brasil, donde el apoyo a esa forma de gobierno ha bajado un 22%, y en Chile, donde se ha reducido en un 11%. Ambos países están atravesando una crisis de confianza hacia sus presidentes: Dilma Rousseff ha sido expulsada del cargo y Michelle Bachelet se enfrenta a una enorme impopularidad.

NICARAGUA, EL SALVADOR: LASTRE GUERRILLERO. Si atendemos no solo a la variación del último año, se observa que en dos países, curiosamente los dos dirigidos por antiguos movimientos guerrilleros, el apoyo a la democracia no deja de bajar cada año desde que se instalaron sus actuales gobiernos. Ha habido un descenso progresivo de veinte puntos desde que Daniel Ortega volvió a la presidencia nicaragüense (de 61% en 2007 a 41% en 2016), y una brusca caída de más de treinta puntos desde la llegada al poder del FMLN en El Salvador (de 68% en 2009 a 36% en 2016).

RAZONES. El informe de Corporación Latinobarómetro, una ONG con sede en Santiago de Chile, precisa que la opinión en cada país está primeramente sujeta a dinámicas nacionales. No obstante, avanza una causa común para el descenso del apoyo a la democracia: «La evidencia de 18 países latinoamericanos refleja que, tal como funcionan las democracias en esta región, no han producido demócratas». La espiral de virtud que debía suponer la democracia no ha sido tal, sino que su deficiente práctica en muchos países ha tenido el efecto contrario. 

Compartir

ABC.es

Claves de Latinoamérica © DIARIO ABC, S.L. 2016

Una mirada con pupila geopolítica al fondo de lo que ocurre en Latinoamérica, más allá de las perífrasis de sus políticos y gobernantes. El por qué de lo que sucede y la predicción de lo que puede pasar.Más sobre «Claves de Latinoamérica»