La «desdolarización» encubierta de Correa

Publicado por el ago 22, 2016

Compartir

 

√ El dinero electrónico creado en el Ecuador puede permitir al Gobierno despegarse del dólar USA, moneda oficial del país

√ El proceso encaja en la estrategia de Rusia y China para romper la hegemonía de la divisa estadounidense

√ Para evitar un duro ajuste, Alianza País podría generar moneda electrónica sin respaldo físico, advierten los bancos

 

      La insistencia de Rafael Correa en imponer el uso del dinero electrónico en el Ecuador, solamente gestionado por el Banco Central, muestra un claro interés por acelerar lo que puede ser una «desdolarización» encubierta. Antes de llegar al poder, Correa expresó su deseo de que el dólar estadounidense deje de ser la moneda de uso nacional en el país, en curso desde el año 2000. Lo que inicialmente era una opción ideológica, luego se ha convertido también, a raíz de la crisis en que ha caído la economía ecuatoriana, en un imperativo financiero.

Ante el exceso de gasto durante el boom de las materias primas, y de deuda generada con la caída de los precios del petróleo, de acuerdo con Ezequiel Vázquez-Ger, impulsor del observatorio Ecuador Watch, «la insostenible situación solo deja dos salidas a Correa: proceder a un ajuste radical o abandonar la dolarización y devaluar el tipo de cambio». Como las dos cosas son impopulares y en febrero de 2017 hay elecciones, el Gobierno de Alianza País estaría intentando la segunda opción mediante un subterfugio: no se abandona de momento el dólar, pero se crea una moneda virtual paralela, cuya cantidad de emisión en última instancia depende del Gobierno.

Correa_Reuters

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se dirige a los medios de comunicación en Quito / REUTERS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MONEDA PARALELA. La política de gasto bolivariana llevada a cabo obliga, en momentos de crisis, a las devaluaciones de la moneda que vemos en Venezuela. Pero Ecuador no puede proceder a ellas porque la gestión del dólar la hace EE.UU., que es el país emisor, EE.UU. Así que a finales de 2014 Correa puso en marcha el Sistema de Dinero Electrónico. El gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Diego Martínez, afirma que no es moneda «alterna» y que ese dinero electrónico tiene el respaldo de los depósitos del BCE. Pero analistas económicos hablan, cuando menos, de moneda «paralela».

DUDAS SOBRE EL RESPALDO. El presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), Julio José Prado, advierte en un comunicado que en los países donde se ha implantado el dinero electrónico, este está gestionado por el conjunto del sistema financiero. En Ecuador, en cambio, es el Gobierno, a través del BCE, el único que controla la plataforma y los depósitos, así como la información sobre las transacciones. El BCE, que la ley establece como «emisor privativo del dinero electrónico», puede estar tentado a generar dinero sin respaldo físico, «más aún cuando las autoridades han manifestado que una de las razones que les impulsa a emitir dinero electrónico es la falta temporal de liquidez del Estado».

IMPOPULAR. Más del 80 por ciento de la población está en contra de abandonar el dólar. Además, el 72 por ciento afirma que no aceptaría pagos con dinero electrónico. Ante esa impopularidad, el Gobierno está obligando a los bancos privados a que integren la moneda electrónica en sus operaciones, al tiempo que ofrece una reducción del IVA del 14 al 10 por ciento a los ciudadanos que la utilicen. Hasta el mes de agosto había 133.728 cuentas abiertas; el Gobierno quiere llegar a 300.000 a final de año.

Anti-DollarOPERACIONES ILICITAS. La opacidad del sistema «facilita operaciones ilícitas, como las de lavado de dinero», asegura Joseph Humire, del centro Secure Free Society (SFS), un think tank de Washington, que ha elaborado un informe al respecto. Tener el dólar como moneda nacional dificulta ciertas prácticas de corrupción, pues los tribunales de EE.UU. velan por el uso de su moneda. De ahí, según Humire, que Correa haya buscado otros mecanismos, como el impulso dado al sucre (valor de compensaciones en el comercio entre los países bolivarianos): se calcula que hasta un 20 por ciento de las transacciones bajo ese sistema son para el blanqueo de capitales.

ESTRATEGIA DE CHINA Y RUSIA. Si atendemos al tablero mundial, el estudio de SFS señala que Ecuador sería el «socio» en Latinoamérica de una «alianza antidólar» liderada por China y Rusia, países que han demostrado interés por romper la posición dominante de la moneda estadounidense en el comercio y las finanzas transnacionales. La estrategia pasaría «por el asalto de Correa al sistema monetario de su país». Ecuador es el estado más grande, fuera de EE.UU., que usa la divisa de este.

BANCO DE LOS BRIC. Correa ha estrechado las relaciones con China, que se ha convertido en el principal proveedor financiero, y con Rusia, de la que Ecuador es principal socio comercial per cápita de Latinoamérica. Como presidente temporal de Unasur, que aglutina a las naciones suramericanas, Correa intensificó la vinculación con los BRIC y sus planes de crear un banco de desarrollo con el fin de generar instituciones financieras menos determinadas desde Washington.

 

 

Compartir

ABC.es

Claves de Latinoamérica © DIARIO ABC, S.L. 2016

Una mirada con pupila geopolítica al fondo de lo que ocurre en Latinoamérica, más allá de las perífrasis de sus políticos y gobernantes. El por qué de lo que sucede y la predicción de lo que puede pasar.Más sobre «Claves de Latinoamérica»