Valor para fracasar

Publicado por el Mar 11, 2014

Compartir

Cerramos 2013 con una noticia espectacular: en Paris, el 18 de diciembre, un grupo de cirujanos había implantado el primer corazón artificial total autorregulable y completamente biocompatible. El CARMAT es un dispositivo que reemplaza completamente al corazón, ya que dispone de dos ventrículos y cuatro válvulas. La novedad de este nuevo dispositivo, además de ser electromecánico, es su sistema de regulación, ya que dispone de unos sensores que, al detectar el movimiento, acelera la frecuencia cardiaca para aumentar el bombeo de sangre. Su segunda gran característica es su recubrimiento interno enteramente biocompatible, al estar revestido de pericardio bovino (incluidas las cuatro válvulas), por lo que tras un cierto tiempo se puede prescindir de fármacos anticoagulantes. Según se nos ha informado, durante los últimos cincuenta días el paciente no recibió ningún tratamiento anticoagulante.

Esta joya de la tecnología moderna, mezcla de la experiencia de un cirujano como Alain Carpentier y los ingenieros de la Aeroespacial-MATRA, se implantó en una persona de 76 años, a quien no se le podía realizar un trasplante cardiaco y estaba en una situación cardiaca terminal. El pasado domingo, 2 de marzo, nos enteramos del fallecimiento súbito de este héroe anónimo, tras haber sobrevivido 74 días con el dispositivo CARMAT. Sin duda habrá quien critique lo ocurrido con argumentos como que en el siglo XXI estas cosas no pueden ni deben ocurrir. Otros, sin embargo, considerarán que este es un ejemplo más de las luces y sombras de la historia de la cirugía moderna.

La cirugía no es infalible y, a lo largo de los últimos cien años, hemos ido aprendiendo de los aciertos y de lo errores. Para ello hemos necesitado de la conjunción de tres premisas: médicos dispuestos a transgredir los límites de lo desconocido, pacientes dispuestos a aceptar tratamientos pioneros y un valor en ambos difícil de explicar para asumir el fracaso. No creo que hayamos sido testigos de una derrota, seguro que hemos aprendido algo de lo que en un futuro próximo alguien se beneficiará y cuando, dentro de unos años, miremos para atrás, pocos se acordarán de esos héroes anónimos que tuvieron valor para fracasar.

Compartir

ABC.es

Cirugía cardiaca © DIARIO ABC, S.L. 2014

Cirugía cardiaca. Recogerá los avances quirúrgicos en cirugía coronaria, valvular, de la aorta torácica y de la fibrilacion auricular, sin perder de vista al trasplante cardíaco. Más sobre «Cirugía cardiaca»

Categorías
Etiquetas