Del “yo me enfrenté al chorizo Bárcenas” al “yo también dí la cara”

Del “yo me enfrenté al chorizo Bárcenas” al “yo también dí la cara”

Publicado por el Jun 23, 2018

Compartir

La batalla de guante blanco entre María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría ya ha empezado, aunque, realmente, no creo que llegue la sangre al río. Por encima de todo creo que son dos señoras educadas y ninguna de las dos permitirá un espectáculo que, a la larga, hará daño al Partido Popular, y a ellas mismas.

Si una u otra gana después de haberse metido en el barro, el liderazgo será efímero y el partido quedará roto por la mitad.

Hoy comienza la campaña electoral para ver quién sucede a Rajoy al frente del Partido Popular, el momento más esperado y en el que pocos creían. Hasta que Feijóo dijo “NO”, de momento, muchos tenían la esperanza de que el choque de trenes no existiría o se pospondría.

Cospedal ha iniciado su campaña presentándose como la candidata de los militantes, de los afiliados, sin hacer una excesiva exhibición de poder, de respaldo del aparato, y hace bien. Esas muestras de poderío suelen causar rechazo y ya sabemos lo que le pasó a Susana Díaz. Era la candidata de todos, y se quedó en nada.

Pero el primer mensaje que ha lanzado le puede venir bien: “Se plantó delante del chorizo Bárcenas y le ganó en los tribunales”. Esta es quizás su mejor carta de presentación ante sus militantes. Fue ella la que echó al extesorero del partido, la que levantó las alfombras de sus tejemanejes y la que ha pagado el precio más alto.

Pero no se quedó ahí, sino que fue la única persona del PP que, a título personal, llevó a Bárcenas a los tribunales y le ganó dos veces, una de ellas la del famoso “finiquito en diferido”.

Este enfrentamiento atroz con Bárcenas ha derivado en el primer gran eslogan de su candidatura “yo dí la cara”, aunque “me la han partido varias veces”. Una idea fuerza que puede calar en el militante que, con su orgullo herido, puede ver en ella a la dirigente que luchó por la dignidad de una formación abrasada por la corrupción.

La reacción de la exvicepresidenta a este mensaje ha sido rápido. Temerosa de que cale el mensaje de que ella se refugió en el Gobierno y no salió a defender a un partido que, algunas veces, la ve como una extraña, aseguró que ella “daba la cara desde el Gobierno” y que a “cada uno en el partido se le han dado una serie de responsabilidades”.

Este ha sido el primer escarceo un poco subido de tono entre ambas candidatas, pero todavía quedan 12 días de campañas. No creo que la cosa vaya a más, y sería un error lo contrario.

Seguir a Paloma Cervilla en Twitter.

Diez últimas entradas:

Soraya y Cospedal deben de evitar el “síndrome Susana Díaz”

Y Feijóo dijo NO, como algunos temían

¿Sanidad universal?, si, claro, ¿quien la paga?

La indecisión de Feijóo desata los nervios en el PP

Soraya quiere, ¿dará el paso?

La hora de la verdad para Feijóo

La elegancia de Rajoy y la deslealtad de Aznar

El grave error estratégico de Albert Rivera

Pedro Sánchez: gobernar, aunque sea un ratito

Catarsis total o muerte: el futuro del PP

 

 

Compartir

ABC.es

Pido la palabra © DIARIO ABC, S.L. 2018

Desde este blogs pido la palabra para poder contaros los entresijos que pueden explicar los acontecimientos de la vida política de nuestro país.Más sobre «Pido la palabra»

Etiquetas
septiembre 2018
M T W T F S S
« Aug    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930