Una variante del colágeno podría explicar la ansiedad

Una variante del colágeno podría explicar la ansiedad

Publicado por el May 9, 2016

Compartir

En 1988, investigadores del hospital del Mar, en Barcelona, liderados por el doctor Bulbena , llevaron a cabo un inesperado hallazgo: La relación entre ansiedad y una variante hereditaria del colágeno. Mientras trabajaban con pacientes externos se dieron cuenta de la mayoría de los que sufrían ansiedad tenían otra característica asociada: unas articulaciones bastante más flexibles que la población general, lo que les permite hacer movimientos para la mayoría imposibles, como acercar el dedo pulgar al antebrazo o flexionar algunos dedos casi 90 grados en sentido opuesto al habitual. Esta peculiaridad se conoce como hipermovilidad o hiperlaxitud articular.

tessuto cartilagineoLa hipermobilidad se ha asociado a un aumento de la flexibilidad del tejido conectivo del cuerpo, debido a una alteración de la fibra del colágeno, la proteína presente en los huesos, cartílagos, tendones y también en los vasos sanguíneos. El colágeno es la proteína más abundante del organismo y constituye casi la mitad (40%) del total. Se caracteriza por su notable resistencia: una fibra de 1 mm de diámetro puede soportar una carga de 10 a 40 kg.

Alertados por esta relación entre hiperlaxitud y ansiedad, empezaron a analizarla a la inversa, es decir, comprobando si las personas con ansiedad tenían hiperlaxitud articular, lo que ocurría en el 70% de los casos. Su trabajo dejaba claro que la relación entre ambas características es muy destacada y va más allá de la mera coincidencia. En concreto, tener articulaciones excesivamente flexibles multiplica por 16 el riesgo de sufrir algún trastorno de ansiedad. Tres décadas después, varios trabajos internacionales han corroborado sus observaciones.

La hiperlaxitud es más frecuente en las mujeres que en los hombres, igual que ocurre con la ansiedad. Además, la incidencia de ambas es muy similar, oscilando entre un 5-15 % de la población. Cuando se tienen en cuenta ambos trastornos, más del 70% de las personas con laxitud en las articulaciones tienen algún trastorno de ansiedad.

El mecanismo común implicado en esta asociación incluye la genética, disfunciones del sistema nervioso autónomo y el procesamiento de las señales que provienen del interior del organismo (propiocepción). Los investigadores sugieren que existe un fenotio neuroconectivo, asociado a la ansiedad y la hiperlaxitud, que incluye aspectos de comportamiento y síntomas somáticos y somatosensoriales.

Diagnostic form with diagnosis Dysautonomia and pills.¿Qué características justificarían el solapamiento de ambas patologías. Las personas con hiperlaxitud tienen una excesiva reactividad del sistema nervioso autónomo (SNA), denominada disautonomía, que se traduce en síntomas como palpitaciones, malestar torácico, sudoración, peor tolerancia al calor, etc, que resultarán familiares a las personas con ansiedad. Además, las personas con hiperlaxitud tienen especial habilidad para detectar cambios en las sensaciones que provienen del interior del organismo (propiocepción), en especial, los latidos del corazón, probablemente por la variante del colágeno presente también en sus vasos sanguíneos.

Es lo que ocurre en el síndrome de Taquicardia Postural Ortostática: que consiste en que al levantarse de forma repentina, ya sea desde una posición tumbada o sentada, hay una disminución temporal del flujo sanguíneo cerebral, provocado por la variante del colágeno, que puede provocar un ligero mareo y visión borrosa. Para corregirlo, el corazón empieza a latir más rápido, produciendo una taquicardia momentánea.

Estas sensaciones que provienen del interior del cuerpo, y que son percibidas de manera mucho más palpable, son interpretadas como una situación de peligro y estarían en la base de la ansiedad.

También en el cerebro de las personas con laxitud articular hay diferencias en la activación de regiones implicadas con el procesamiento emocional, como la corteza prefrontal, o la ínsula. Esta última estructura interviene en la empatía (muy relacionada con la fobia social) y también controla el sistema nervioso

autónomo, precisamente el que produce los síntomas físicos asociados a la ansiedad: palpitaciones, sudoración, respiración acelerada, o sensación de mareo.

Estos estudios son importantes por varios motivos.

Primero: Para las personas con ansiedad. Saber que lo que sienten tiene una base fisiológica, debido a su constitución peculiar, y puede considerarse normal, puede ayudar a disminuir la angustia que sienten.

Y en segundo lugar, porque en el siglo XXI, la psicología y la psiquiatría deberían dejar el ámbito etéreo del alma, al que aluden los prefijos, psico y psiquis, para anclarse en pruebas sólidas y palpables ofrecidas por la medicina y los últimos avances en neurociencia.

Además, la existencia de esta asociación puede servir como un marcador de susceptibilidad, que podría detectarse a edad temprana, con algo tan simple como evaluar la hiperflexibilidad articular. Esto permitiría llevar a cabo actuaciones preventivas en la infancia, que minimizarían las consecuencias, en algunos casos muy limitantes, de los trastornos de ansiedad, como los ataques de pánico o fobia social. Es importante incorporar en las revisiones médicas un protocolo para detectar hiperlaxitud articular y poner en marcha mecanismos psicológicos y somáticos (por ej. técnicas de relajación) para canalizar la ansiedad.

Un video sobre esta información puede verse aquí

Más información 

Así piensa un cerebro con ansiedad
¿Por qué nos paraliza el miedo? 
Plantas que calman la mente
¿La ansiedad facilita la creatividad?
La ira y la ansiedad dañan el corazón
El riesgo de ansiedad y depresión, en una resonancia
Nuevas pistas para combatir la ansiedad
¿Qué pasa en el cerebro de las personas con ansiedad?
¿Por qué la psicoterapia es eficaz para vencer los miedos?

 

 

 

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2016

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
contadores visitas gratis