Romero para mejorar la memoria

Romero para mejorar la memoria

Publicado por el Sep 21, 2015

Compartir

Aclamado desde la antigüedad por sus muchas propiedades medicinales, el romero, según el afamado botánico Pío Font Quer (1888-1964),  “se tiene por estimulante, antiespasmódico y ligeramente diurético; actúa asimismo como colagogo, esto es, sobre la secreción biliar. Al exterior se emplea como vulnerario [que cura llagas y heridas] y para combatir dolores articulares, así como para tonificar el cuerpo fatigado por trabajos violentos o por haber andado demasiado”, entre otras muchas cualidades. A lo compilado por Font Quer en su “Dioscórides Renovado”,  aún hoy toda una referencia en plantas medicinales, se añaden en la actualidad validaciones científicas obtenidas con modernas técnicas que permiten confirmar sus propiedades.

Una de ellas tiene que ver con el olor de esta planta aromática, muy utilizada, por cierto, como condimento en los países mediterráneos. Linneo, el padre de la clasificación taxonómica de los seres vivos [«Deus creavit, Linnaeus dispusuit» (Dios creóLinneo ordenó)], destacó precisamente su aroma, capaz de adentrarse en el mar para recordar a los marineros que llegaban a las costas españolas: “Crece en España tan abundante que los navegantes, antes de ver tierra, perciben su olor”. Las negritas no son en vano. Y es que el romero tiene fama de mejorar la memoria. Y por lo que parece, esa fama no es infundada.

Un trabajo publicado en “Therapeutic Advances in Psychopharmacology” demuestra por primera vez que los niveles en sangre de un componente del aceite de romero se correlacionan con un mejor rendimiento cognitivo. A mayor concentración, mejor es el rendimiento. Entre otras cosas, se incrementa la velocidad de cálculo, probablemente por otro efecto notable del romero, como es el de mejorar la memoria de trabajo. Este tipo de memoria permite retener, por ejemplo, números y operaciones mentales durante un breve periodo de tiempo, el necesario para llevar a cabo esos cálculos mentales.

El romero (Rosmarinus officinalis) es una de las muchas plantas medicinales tradicionales que producen aceites esencialesPero se desconocía exactamente cómo estas plantas producen su efecto a través del olor, que constituye la base de la aromaterapia, un método curativo milenario que se fundamenta en los efectos producidos por los aromas en el organismo.

Mark Moss y Lorraine Oliver, del Centro de Investigación del Cerebro, Rendimiento y Nutrición de la Universidad de Northumbria, Reino Unido, diseñaron un experimento para investigar precisamente ese aspecto. En concreto se fijaron en uno de los principales componentes químicos de romero, el 1,8-cineol (1,3,3-trimetil-2-oxabiciclo [2,2 , 2] octano).

Los investigadores probaron el rendimiento cognitivo y el estado de ánimo en una cohorte de 20 sujetos, que fueron expuestos a diferentes niveles de aroma de romero. Usando muestras de sangre para detectar la cantidad de 1,8-cineol que los participantes habían absorbido, los investigadores aplicaron pruebas de velocidad y precisión en el cálculo así como evaluaciones del estado de ánimo, para investigar los efectos del aceite esencial de romero.

Los resultados indican por primera vez en seres humanos, aunque ya se había visto en roedores, que la concentración en sangre de 1,8-cineol está relacionada con el rendimiento cognitivo. Además, concentraciones más altas logran un rendimiento mejora tanto en velocidad como en precisión.

Aunque menos pronunciado, el cineol también tiene un efecto sobre el estado de ánimo, sin embargo, no parece mejorar la atención o el estado de alerta.

¿Y cómo llegan esos compuestos al cerebro para mejorar la cognición a partir del aceite esencial de romero? Los terpenos como el 1,8-cineol pueden entrar en el torrente sanguíneo a través de la mucosa nasal o pulmonar al ser inhalados. Como son moléculas orgánicas pequeñas solubles en grasa, pueden cruzar fácilmente la barrera hematoencefálica, una especie de muralla que aísla al cerebro del resto de organismo.

El cineol, compuesto volátil, se encuentra en muchas otras plantas aromáticas, como eucalipto, laurel, ajenjo y salvia, y ya ha sido objeto de varios estudios. Por eso se sabe que su supuesta cualidad para mejorar la memoria se debería a que inhibe la acetilcolinesterasa (AChE) y la butirilcolinesterasa, dos enzimas importantes en la neuroquímica del cerebro y el sistema nervioso central, ya que evitan la descomposición del neurotransmisor acetilcolina, esencial para la memoria y el aprendizaje.

Esta actividad puede ser responsable del impacto cognitivo del romero, y de hecho la inhibición de la encima acetilcolinesterasa es el mecanismo de acción de algunos fármacos utilizados para tratar la enfermedad de Alzhéimer, ya que los niveles del neurotransmisor acetilcolina van disminuyendo de forma paralela a la pérdida de memoria.

La investigación descarta también que la acción del aceite esencial del romero sobre el estado de ánimo se deba al efecto placebo, es decir, a la expectativa que despierta esta planta en las personas que conocen sus cualidades. Se basan en el hecho de que los aceites esenciales producen un aumento de la actividad alfa en la corteza frontal, que es poco probable que se deba a las expectativas. La actividad alfa es un tipo de ritmo u ondas del cerebro. Esas ondas están originadas por impulsos eléctricos que viajan de una neurona a otra para transmitir información. En concreto, las ondas alfa se producen cuando estamos descansando, dando un paseo o disfrutando del paisaje. De ahí que los aceites esenciales se utilicen en aromaterapia para reducir la ansiedad.

El 1,8-cineol puede ejercer propiedades farmacológicas directas, ya que constituye el  35-45% en volumen del aceite esencial de romero. Sin embargo, también es posible que los niveles en sangre detectadas simplemente sirvan como un marcador de los niveles relativos de otros compuestos activos presentes en el aceite de romero, tales como el ácido rosmarínico y ácido ursólico, que están presentes a concentraciones mucho más bajas. El ácido rosmarínico es un potente antioxidante y es el responsable de la capacidad del romero para modular la secreción biliar. Y el ácido urcólico tiene propiedades anticancerígenas.

 

Post relacionados:

 El aroma de sándalo ayuda a curar la piel

 

Seguir a @PilarQuijada3

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2015

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
contadores visitas gratis