Los golpes en la cabeza rompen las neuronas

Los golpes en la cabeza rompen las neuronas

Publicado por el ago 3, 2016

Compartir

Los golpes en la cabeza, además de la inflamación local que causan, pueden pasar factura a largo plazo, especialmente si se producen durante la adolescencia, cuando el cerebro está aún “en construcción”. En 2014 un trabajo publicado en “American Journal of Psychiatry” sostenía que una única lesión eleva el riesgo de padecer trastornos mentales como esquizofrenia (65% más) o depresión (59%) hasta quince años despuésdel traumatismo. Además, los golpes fuertes pueden romper la impermeabilidad de la barrera hematoencefálica, una especie de aduana que protege al cerebro de lo que llega a través del sistema circulatorio.

El año pasado, otra investigación del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston, llevada a cabo con ratones, publicada la revista “Nature”proporcionaba la primera evidencia directa que vincula la lesión cerebral traumática con la encefalopatía traumática crónica y la enfermedad de Alzheimer.

Ahora una nueva investigación, esta vez de la Universidad de Brown, ha podido ver en tiempo real lo que ocurre con las neuronas después de experimentar el tipo de fuerzas que intervienen en un golpe en la cabeza.

neuronaEn la Liga Nacional de Fútbol americano, por ejemplo, los impactos sobre la cabeza de los jugadores son de unos 15 milisegundos, pero no está claro cómo se transmite esa onda de energía a través del cerebro. La velocidad de deformación aplicada al exterior de la cabeza podría ser muy diferente de la que se transmite a través del cerebro, y este estudio sugiere que la manifestación de la lesión podría ser diferente dependiendo de la velocidad de deformación.

Con las velocidades de deformación más altas usadas en el estudio, las neuronas desarrollan una lesión axonal difusa característica de los traumatismos craneoencefálicos. Consiste en que los axones de las neuronas se hinchan y, finalmente, se rompen, formando burbujas o “ampollas” en los puntos de rotura. Pero a velocidades de deformación más lentas, el daño estructural era diferente. En vez de romperse y formar ampollas, los axones y las dendritas se contraen a medida que las células mueren.

El estudio ha podido llevarse a cabo gracias al diseño de un dispositivo especial que permite comprimir las neuronas en un cultivo celular en 3-D. El dispositivo tiene un pistón hidráulico situado en la parte superior de un microscopio confocal de escaneo láser. El pistón ajusta con precisión la fuerza de compresión a que se somete a las células, mientras que el microscopio genera imágenes continuas de las estructuras celulares. Así pudo llevarse a cabo la observación en tiempo de real de lo que les sucede a las neuronas cuando experimentan fuerzas semejantes a las que provoca un golpe en la cabeza.

La información detallada de como han visto estos daños en tiempo real puede leerse en abc.es

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2016

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
contadores visitas gratis