Las ballenas han desarrollado nervios elásticos para comer mejor

Las ballenas han desarrollado nervios elásticos para comer mejor

Publicado por el May 12, 2015

Compartir

Mientras nadan a unos 11 kilómetros por hora, los rorcuales abren sus mandíbulas para engullir unos 70 metros cúbicos de agua, en los que hay bancos de peces, calamares, crustáceos o krill. Después cierran de nuevo sus fauces y empujan el agua fuera, filtrándola a través de unas filas de láminas llamadas barbas, para retener su alimento. Para ello se sumerge a más de 200 metros, donde ejecutan varias de esas «embestidas» gastronómicas, con un intervalo de 15 segundos entre ellas. Así consigue los aproximadamente 1.800 kilos de comida que necesita cada día.

Una investigación publicada en Current Biology ha descubierto que para abrir sus fauces estas ballenas utilizan unos nervios elásticos que poseen en el suelo de la boca y la lengua, capaces de duplicar su longitud sin sufrir ninguna daño. Un hallazgo insólito, puesto que en los nervios son bastante sensibles a la rotura por estiramiento.

“Estas nervios se estiran y encogen como cuerdas elásticas, a diferencia de lo que ocurre con los nervios de otros vertebrados”, explica A. Wayne Vogl, de la Universidad de la Columbia Británica. De hecho, la tracción de los nervios es una causa frecuente de lesión en nuestra especie, asociada a dolor, pérdida de sensibilidad o incluso parálisis. Sin embargo, en las ballenas, estos nervios elásticos apoyan la estrategia de alimentación mediante una gran y potente embestida en la que el suelo de la boca se expande en un 162%, lo que ayuda conseguir el alimento necesario para mantener sus gigantescos cuerpos.

Los rorcuales son el grupo más grande entre las ballenas barbadas, con un peso de unas 40 a 80 toneladas. Para comer, abren la boca y lanzan una embestida mientras su lengua se invierten e inflan su boca como a modo de un globo gigante para retener un gran volumen de agua con multitud de presas flotando en ella. Para obtener el alimento, concentran sus presas expulsando lentamente el agua a través de las barbas. El volumen de agua engullida en un solo trago puede exceder el volumen de la propia ballena.

“Las ballenas rorcual alcanzaron su gran tamaño corporalgracias a la evolución de un mecanismo de alimentación por filtrado basado en ingerir enormes volúmenes de agua cargados de presas”, explica Vogl. “Esto requiere cambios importantes en la anatomía de la lengua y la grasa ventral para permitir esas grandes deformaciones, y ahora vemos que también requiere modificaciones importantes en la estructura de los nervios para que puedan resistir la deformación”

Vogl y su equipo no esperaban este hallazgo. El descubrimiento llegó después de que un miembro del laboratorio recogiera una estructura similar a un cordón blanco opaco y la estirara. Al principio parecía un vaso sanguíneo, pero en una inspección más detallada se dieron cuenta de que era un nervio, aunque eso sí, diferente a cualquiera de los que habían visto hasta ese momento. Los nervios de otras especies generalmente están rodeados por una pared delgada de colágeno, y cualquier estiramiento puede dañarlos. Pero lo que ocurre con los nervios de la lengua y y el suelo de la boca de estas ballenas es algo totalmente diferente.

Las fibras nerviosas individuales están empaquetados dentro de una envoltura conjunta, que forma un haz rodeado de colágeno y elastina, de forma que los nervios individuales no se estiran realmente. En realidad están plegados en el interior de esa funda y se despliegan hasta casi doblar su longitud. “Nuestro próximo paso será averiguar cómo tienen lugar su rápido desensamblaje y reensamblaje durante el proceso de alimentación”

Los investigadores se preguntan si hay algún mecanismo similar en otros animales, por ejemplo en las gargantas en globo de ranas o las largas y rápidas sacudidas de las lenguas de los camaleones.

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2015

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
contadores visitas gratis