La meditación libre ayuda a procesar las emociones

La meditación libre ayuda a procesar las emociones

Publicado por el May 18, 2014

Compartir

La lista de beneficios que conlleva practicar meditación se va haciendo cada vez más larga: ayuda a disminuir el dolor y la ansiedad, es eficaz también tras sucesos vitales impactantes, porque reduce el estrés prostraumático; hace más fácil dejar de fumar…. En definitiva, parece modificar la estructura del cerebro para que funcione mejor, según algunos estudios. Y los resultados se pueden papar en apenas un par de meses de entrenamiento.

Pero quien se decide a probar este método, que ya es casi una panacea, puede perderse entre los muchos tipos de meditación.¿Son todos igual de eficaces? ¿Cuál elegir? Esa es la pregunta que se han hecho un grupo de investigadores de tres universidades: la Sueca de Ciencia y Tecnología de Noruega, la de Oslo y la de Sydney.

Entre los científicos que han participado en la investigación, publicada en “Frontiers of Human Neuroscience“, algunos practican habitualmente esta técnica capaz de aquietar la mente y disminuir la ansiedad. Entre ellos, Svend Davange, de la Universidad de Oslo, que está convencido de que una buena investigación en este tema depende de tener un equipo que pueda combinar la experiencia personal en meditación y una actitud críticahacia los resultados.

Dos formas de meditar

Así que se pusieron manos a la obra para aclarar qué técnica podría ser la más efectiva. Para ello partieron de la base de que hay dos formas fundamentales de practicarla, cualquiera que sea el nombre que reciba. La primera consiste en focalizar la atención en la respiración o en pensamientos específicos, con lo que se suprime el libre vagar de la mente y se impide que se ocupe en otros pensamientos. El ensimismamiento o estar en babia es considerado una distracción que abre la puerta a la rumiación (darle vueltas improductivas a las cosas), ansiedad y depresión. Y por tanto el objetivo de esta meditación, denominada directiva, es reducirlo.

El otro tipo de meditación se puede denominar libre o no directiva. También se focaliza en la respiración o en un sonido (oommm), pero se permite el libre fluir de pensamientos e imágenes. En este caso, se considera este vagar espontáneo de la mente como parte del proceso de meditación.

Se ha propuesto que las formas de hacer meditación que permiten que los pensamientos espontáneos, imágenes, sensaciones, memorias y emociones fluyan libremente pueden ser más eficaces a la hora de reducir el estrés, incrementado la consciencia y aceptación de las experiencias con algún significado emocional.

Red neuronal por defecto

Algunos estudios de imagen han mostrado que hay una red de áreas corticales, denominadas en conjunto red neuronal por defecto, que incrementa su activación cuando el cerebro no está ocupado en nada en concreto. Esta red por defecto está más activa cuanto más erráticos son nuestros pensamientos, es decir, cuanto más ensimismados estamos.

La red cerebral por defecto se activa mientras estamos en babia incluye la corteza medial prefrontal, la corteza cingulada posterior, el lóbulo parietal inferior, la corteza temporal lateral, la corteza prefrontal dorsomedial y el hipocampo.

En ese estado experimentamos una mezcla de recuerdos, planes de futuro, pensamientos y experiencias personales, que fluyen sin ningún control, lo que se conoce como actividad introspectiva o centrada en uno mismo (de ahí la palabra ensimismarse). Este funcionamiento por defecto del cerebro es degran importancia y está implicado en enfermedades neurológicas que van desde la depresión mayor al alzhéimer.

Recientes estudios que sugieren que esa dispersión del pensamiento y la activación de la red neuronal por defecto podría tener una función adaptativa más allá de la mera rumiacióny permitirnos soñar despiertos.

Simulaciones mentales

Esos efectos adaptativos beneficiosos podrían incluir “simulaciones” mentales de situaciones que requiere la recuperación de recuerdos de la memoria autobiográfica para imaginar el futuro y para permitirnos también ponernos en el lugar de los demás (empatía).

De acuerdo con esto, una interesante cuestión sería el averiguar cuál de los dos tipos de meditación favorece una activación mayor de esta red neuronal por defecto, dadas sus posibles ventajas.

En general se asume que la meditación, cualquier que sea su enfoque, aquieta la mente en especial en las personas experimentadas en esta técnica. Pero en realidad nunca se ha medido de forma objetiva, sino únicamente mediante cuestionarios. Y casi todos los practicantes veteranos aseguran que su mente vaga menos durante la meditación, independientemente de la técnica que utilicen.

Pero en este estudio se han propuesto comprobarlo de forma objetiva. Para ello que han sometido a 14 experimentados meditadores Acem a resonancia magnética funcional para ver qué pasa en su cerebro mientras la practicaban de forma no directiva, la habitual en esta técnica, y después controlando su mente para que no se disperse (directiva).

El objetivo de la investigación fue determinar si la meditación no directiva provoca la activación de la red neuronal por defecto. “Nuestra hipótesis es que aceptar el flujo espontáneo de pensamientos, imágenes, sensaciones, memorias y emociones como parte de la meditación, sin favorecerlas, reducirlas ni evaluarlas, podría incrementar la activación de esta red en mayor medida que las técnicas que ponen un mayor énfasis en focalizar la atención”, explican los investigadores.

Y eso fue precisamente lo que encontraron, un aumento de actividad en la red por defecto, la misma que está activa cuando no hacemos nada especial y estamos ensimismados. Y dentro de ella, durante la meditación no directiva el mayor aumento tenía lugar en el área del cerebro donde se procesan pensamientos y sentimientos. Por lo que los autores concluyen que este tipo de meditación no directiva es más eficaz a la hora de ayudarnos a procesar los pensamientos y sentimientos. En definitiva, a la hora de buscar ese ansiado estado de paz, concentración y mayor conciencia de uno mismo.

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2014

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Aug    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
contadores visitas gratis