¿Hay relación entre el aluminio y el alzhéimer?

¿Hay relación entre el aluminio y el alzhéimer?

Publicado por el Jul 24, 2014

Compartir

Una artículo publicado recientemente en la revista “Neurobiology of Aging“, firmado por investigadores de Estados Unidos, Reino Unido, Australia e Italia, destaca que varios estudios prospectivos han mostrado que determinadas pautas de alimentación y estilos de vida se asocian con un mayor riesgo de padecer alzhéimer, “sugiriendo que deben aplicarse estrategias de prevención para esos factores. En cada una de esas áreas las evidencias científicas son incompletas”, advierten, pero emprender ensayos clínicos que las validen en una patología como el alzhéimer, que empieza a gestarse dos décadas antes de que se manifiesten los primeros síntomas, es difícil y, en el mejor de los casos, los resultados no serán inmediatos.

Algunos de esos factores de riesgo son modificables, como los que favorecen la hipertensión, la obesidad, la diabetes y el colesterol elevado. Otros son más controvertidos, como el posible papel del aluminio en el desarrollo de la enfermedad de Alzhéimer.  Aún así, aunque no haya pruebas concluyentes, los autores recomiendan aplicar el  “principio de precaución“, recogido en la Unión Europea, que respalda la adopción de medidas protectoras ante un “posible” peligro para la salud, aunque no se pueda determinar el riesgo con suficiente certeza.

Y es que, como destacan, el aluminio es potencialmente neurotóxico incluso en cantidades bajas. Aunque no nos demos cuenta, este metal nos rodea: utensilios de cocina, fármacos para combatir la acidez de estómago, algunas levaduras en polvo, la mayoría de los antitranspirantes o incluso algunos alimentos. Y lo más importante, el agua que bebemos, resalta el doctor Félix Viñuela, vocal del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

El sulfato de aluminio (alum) se utiliza como agente floculante en el tratamiento del agua potable. Los floculantes sirven para atraer las pequeñas partículas de materia inorgánica, bacterias, virus y otros organismos potencialmente peligrosos, ayudando a filtrarlos. Según un estudio publicado en la revista “Consumer“, la mayoría de las marcas de agua envasada analizadas no contienen este metal.

“Este es el gran debate, que viene desde los 80, determinar el potencial papel del aluminio en el desarrollo de la enfermedad de Alzhéimer. Y todavía no está claro. Hay muchas evidencias científicas, pero no hay una demostración empírica suficiente. Pero hay un tipo de demencia por aluminio, que se vio en las personas sometidas a diálisis, en las que aumenta este metal. Y hay evidencia de que es un tóxico para el cerebro”, aclara el doctor Viñuela, que además es coordinador de la Unidad de Deterioro Cognitivo del Hospital Virgen de la Macarena, de Sevilla.

“Puesto que el aluminio no juega ningún papel en el organismo, sería prudente reducir la exposición a este metal al máximo posible, aunque su papel en los trastornos cognitivos esté aún bajo investigación” recomiendan los autores del artículo.

El aluminio se utiliza para atrapar partículas nocivas en el agua potable

El aluminio se utiliza para atrapar partículas nocivas en el agua potable

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2014

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
agosto 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
contadores visitas gratis