El interruptor multitarea del cerebro

El interruptor multitarea del cerebro

Publicado por el abr 11, 2016

Compartir

La vida diaria nos impone con mucha frecuencia a estar pendientes de varias cosas a la vez. Según un estudio de la Universidad de Bar Ilan, en Israel, son las mujeres, y en concreto las madres, quienes más trabajan en multitarea. Al parecer pasan casi la mitad de su tiempo haciendo dos o más cosas a la vez. El trabajo, las tareas domésticas y el cuidado de los hijos hacen que el interruptor multitarea del cerebro de las mujeres que tienen hijos esté trabajando a pleno rendimiento. Por el contrario, los padres solo dedican un tercio de su tiempo a la multitarea y en actividades más gratificantes.

Otro estudio previo, publicado en PNAS, apuntaba a que el cerebro femenino está mejor cableado para hacer varias cosas a la vez.

En cualquier caso, ¿cómo consigue el cerebro atender a varias tareas distintas a la vez?

Podemos caminar y hablar a la vez, o incluso añadir una tercera tarea, como escuchar música, y una cuarta, como comernos un helado. Se trata de “programas” automáticos que se ejecutan sin prestar apenas atención. Se trata de tareas muy automatizadas, que llevamos a cabo sin prestar apenas atención.

Pero la cosa cambia cuando tenemos que concentrarnos en la tarea que estamos haciendo. Pensemos en lo difícil que nos resultaba conducir y mantener una conversación con el copiloto, cuando éramos conductores novatos. Estrictamente hablando, no podemos hacer dos cosas a la vez que requieran nuestra concentración de forma simultánea. Sin embargo, todos tenemos la experiencia de estar hablando con alguien, pero a la vez ser capaces de captar una palabra significativa en una conversación que oímos a nuestro alrededor y desviar nuestra atención hacia ella.

Así es precisamente como conseguimos hacer dos cosas a la vez, desplazando la atención secuencialmente de una a otra. ¿Cómo lo logra el cerebro? Gracias a una estructura simétrica localizada en el centro del cerebro llamada tálamo.

ThalamusDel tamaño aproximado de dos pequeñas nueces unidas por la parte medial-anterior, el tálamo recibe toda la información procedente de los sentidos, excepto del olfato. Su misión es seleccionar la información realmente relevante, para enviarla a la corteza cerebral, donde se procesa de forma consciente y se emite una respuesta. Esta respuesta de nuevo pasará por el tálamo antes de ejecutarse. Sin la labor de intermediario del tálamo la corteza cerebral no podría funcionar a pleno rendimiento.

Es lo que ocurre en algunos trastornos, como el déficit de atención e hiperactividad, que se caracteriza por la dificultad de centrarse en una tarea. Varios estudios apuntan a que tálamo, considerado el interruptor multitarea del cerebro, podría no estar funcionando adecuadamente.

¿Y cómo decide el tálamo qué información es relevante? Pues esto viene marcado por nuestros intereses y expectativas en cada momento, por la tarea que estemos realizando o el lugar al que nos dirigimos. Si vamos caminando por la calle y tenemos hambre, los rótulos de los restaurantes se convertirán en información destacada para el cerebro en ese momento. O si necesitamos encontrar un taxi, la luz verde que indica que están libres centrará nuestra atención.

De nuevo es el tálamo el que, actuando como un interruptor, desvía a la atención hacia el sentido más importante para la tarea que estemos llevando a cabo en ese momento, que en los ejemplos anteriores sería la vista, bloqueando temporalmente la información que llega desde los otros sentidos. Un estudio reciente publicado en Nature concreta que es la cubierta externa del tálamo, denominada núcleo reticular, la que en realidad llevaría a cabo esa tarea de desviar la atención de una tarea a otra.

¿Todo el mundo puede hacer varias cosas a la vez? Según un estudio realizado entre conductores y publicado en Plos One, las personas que con más frecuencia hacen varias cosas de forma simultánea son las menos preparadas para trabajar en multitarea. Según el estudio, son más impulsivas, con más tendencia a buscar sensaciones nuevas, y una confianza excesiva, y poco realista, en su capacidad para hacer varias cosas a la vez.

Sin embargo, las personas que puntuaron más alto un test para medir su habilidad multitarea eran precisamente las que menos trabajan de forma simultánea en varias actividades, debido a que tienen una mayor capacidad para concentrarse en una sola tarea, que las absorbe.

Y es que, según el estudio, las personas que se implica en varias tareas a la vez suelen tener dificultades para mantener su atención en algo concreto, ya que su cerebro filtra peor la información relevante.

Un vídeo de esta noticia puede verse aquí

Noticias relacionadas

El cerebro de las mujeres está mejor preparado para hacer varias cosas a la vez

 

 

 

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2016

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
contadores visitas gratis