Alzheimer: El mayor reto de la medicina

Alzheimer: El mayor reto de la medicina

Publicado por el sep 21, 2016

Compartir

Una de cada diez personas mayores de 65 años padecen esta enfermedad neurodegenerativa cuyo principal factor de riesgo es la edad. En España hay más de 1.125.000 enfermos y, al tratarse de una patología cuyos cuidadores son los familiares, repercute en la vida de 4.500.000 personas.

Hoy, la enfermedad que Alois Alzheimer describió por primera vez en 1906 se ha convertido el mayor reto de la medicina actual, como explica el neurólogo Pablo Martínez-Lage, director científico de la Fundación CITA-Alzheimer: «En primer lugar por su alta prevalencia y por el alto nivel de dependencia que genera durante ocho o diez años. Multiplicando dependencia, prevalencia, costo y teniendo en cuenta que la población envejece cada vez más, en 20 o 30 años se doblará el número de personas que la padecen».

En lo que va de año, se han publicado hay casi mil trabajos sobre alzhéimer en la base de datos pubmed. Pese a los esfuerzos en investigación, esta patología sigue no tiene cura por el momento ni forma de frenarla considerablemente, a diferencia de lo que ocurre con el párkinson, la segunda patología neurodegenerativa más prevalente. «En los últimos veinte años se ha avanzado mucho en cuanto al mecanismo de la enfermedad, se sabe que afecta a las sinapsis, o puntos de comunicación entre las neuronas, pero falta unir todas las piezas del puzle. En los 80 se descubrió un déficit de acetilcolina y se pensó que reponiéndola se podría modificar el curso de la enfermedad. Sin embargo, los pacientes tratados con colinérgicos mejoran un poco, pero no tanto como ocurre en el párkinson al administrar dopamina. El alzhéimer es una enfermedad muy compleja en la que hay involucradas muchas redes neuronales con neurotransmisores distintos».

En esta patología que empieza a gestarse mucho antes de que aparezcan los primeros síntomas, el tiempo de intervención es fundamental. «Es una enfermedad silenciosa y cuando se va al neurólogo ya es tarde. Los depósitos de amiloide aparecen diez o veinte años antes del diagnóstico. Después aparecen los ovillos de proteína tau. Hay artículos que indican claramente que en esta fase ya no es tiempo de tratar el amiloide. Tau puede ser también una buena diana. Después, la muerte neuronal empieza a ser más masiva. Todo indica que en el alzhéimer habría ventanas temporales para el tratamiento», señala Jesús Ávila, investigador emérito del CSIC, y director del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned).

Uno de los grandes retos en esta patología neurodegenerativa es averiguar por qué algunas personas pueden esquivar la enfermedad de Alzheimer a pesar de que su cerebro muestra los signos que en la actualidad se consideran característicos de esta patología neurodegenerativa: las placas de proteína amiloide y los ovillos de tau. El estudio de estos casos podría aportar pistas en la búsqueda de dianas terapéuticas más eficaces que las actuales, que sirvan para diseñar nuevos fármacos.

Pero es necesario invertir muchos más recursos y más dinero en investigar esta devastadora patología que afecta a una de cada 10 personas mayores de 65, y casi a la mitad de quienes superan los 85.  (La información completa puede leerse en ABC.es)

Comparativa

Perfiles de desgaste a través de áreas terapéuticas (Calcoen et al, March 2015) 

La investigación de fármacos demencia ha experimentado una tasa de fracaso sin precedentes. Los embudos ilustran el número medio de compuestos necesarios en cada etapa del desarrollo de fármacos para obtener la aprobación de un medicamento. Como un resultado de estas tasas de fracaso sin precedentes, la demencia se ha convertido en no competitiva en comparación con otras enfermedades. Y esto genera una falta de inversión, debido a los enormes costos con ninguno o prácticamente ningún retorno,  por lo que la demencia se convierte en una zona de alto riesgo para la inversión.

Noticias relacionadas:

¿Proteínas de la sangre para frenar el alzhéimer?

¿Té verde frente al alzhéimer?

El Alzheimer NO es contagioso‏

Las lesiones deportivas abren un nuevo enfoque para tratar el alzhéimer

El sistema inmune, implicado en el deterioro cognitivo

El exceso de grasas y azúcares deteriora la función cognitiva

Dormir mal aumenta el riesgo de alzhéimer

Terapia hormonal y riesgo de alzhéimer

¿Es el alzhéimer el precio por un cerebro tan evolucionado?

Doce pautas para evitar el alzhéimer

Todos llevamos la marca del alzhéimer desde los 20 años

El riesgo de párkinson y alzhéimer se “lee” en la piel

La predisposición genética al alzhéimer tiene una base inmune

Diez nutrientes esenciales para el cerebro

Meditación para mantener joven el cerebro

¿Y si lo que falla en el cerebro con alzhéimer es la recogida de “basura”?

Un cerebro estimulado resiste mejor el alzhéimer

Cerebros que resisten el alzhéimer

 

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2016

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
contadores visitas gratis