Alimentos buenos para el cerebro

Alimentos buenos para el cerebro

Publicado por el Jan 19, 2014

Compartir

Avena, arándanos, yogur o pescado azul… Todos ayudan a mantener la salud del cerebro. Y su acción se potencia con el ejercicio

Alimentación equilibrada

Como advertía Don Quijote a Sancho, «la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago». No hay que olvidar que los neurotransmisores que rigen el ánimo y el comportamiento se forman con los nutrientes que ingerimos. Por eso, el cerebro, como el resto del organismo, se beneficia, y mucho, de una alimentación equilibrada. Como regla general, lo que es bueno para el corazón también lo es para el cerebro. De ahí que sea más que aconsejable evitar comidas ricas en grasas animales y azúcares, que aumentan el colesterol y los niveles de glucosa. Porque el colesterol elevado y la diabetes son factores de riesgo para patologías como el alzhéimer o el ictus. El libro “Cocina para tu mente”, editado por Blume y escrito por la bioquímica Perla Kaliman y el cocinero Miguel Aguilar, proponen interesantes recetas para combinar los mejores alimentos para el cerebro.

 

Café, té verde y chocolote negro: el trío que mejora la memoria

cafe te verde chocolate

Si quiere mejorar su memoria, debería tomar una buena taza de café después de aquello que le interese recordar, según un estudio publicado la semana pasada en «Nature Neurocience». Esta bebida estimulante no sólo nos mantiene despiertos sino que se perfila, en la dosis adecuada, como un alimento neuroprotector que potencia la memoria a largo plazo. No es el único con estas propiedades sobre el recuerdo y la cognición. El chocolate negro -a través del flavonol epicatequina- mejora también la memoria, posiblemente incrementando el flujo sanguíneo al cerebro. Pierde esta propiedad cuando se combina con leche. Y el té verde además de ayudarnos a recordar mejor -no hay que olvidar que los tres tienen cafeína- tiene efectos cognitivos saludables y actúa como ansiolítico. Los últimos estudios indican que podría retrasar el envejecimiento cerebral y enfermedades neurodegenerativas.

Yogur: conexión intestino-cerebro

yogur

Las bacterias intestinales, consideradas como nuestro «segundo genoma», ejercen una influencia sobre el cerebro que se está empezando a conocer y valorar-

además de ser importantes en el desarrollo de patologías como la obesidad, influyen en nuestro estado de ánimo y están implicadas en la salud mental y el desarrollo del cerebro.

El yogur no sólo ayuda a regenerar la flora intestinal. Algunos estudios apuntan a que también es capaz de mejorar el estado de ánimo.

 

 

 

Pescado azul: cerebro más joven con omega 3

salmon

Los ácidos grasos omega-3, presentes en pescado azul como atún, sardina, boquerón, salmón, caballa o palometa, entre otros, han demostrado un papel protector frente patologías neurodegenerativas como el alzhéimer.

Al parecer, las grasas poliinsaturadas ingeridas atraviesan la barrera que aísla el cerebro y equilibran los parámetros relacionados con esta enfermedad en el líquido cefalorráquideo.

Los omega-3 parecen ser eficaces también para retrasar la progresión del deterioro cognitivo leve en las primeras fases.

 

 

Avena: para equilibrar el sistema nervioso

avena

Tomada en el desayuno, esta gramínea ayuda a controlar el azúcar en sangre y mantiene también a raya los niveles de colesterol, dos parámetros fundamentales para la salud cerebral.

La avena además tiene un efecto directo sobre el sistema nervioso: es ansiolítica, aunque de acción lenta, y combate el estrés.

Tomada con regularidad mejora la concentración y el rendimiento en épocas de especial esfuerzo intelectual, como los exámenes.

 

 

Arándanos: para rendir mejor

aranano

Los frutos rojos y morados, son una importante fuente de polifenoles (que también contiene el té verde), esenciales para combatir el estrés oxidativo.

En especial los arándanos rojos tienen un alto contenido en el flavonoide proantocianidina, asociado a una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular.

De eficacia probada en la reducción infecciones urinarias recurrentes, el arándano rojo americano -fresco, congelado o en zumo- mejora también los problemas oculares y auditivos y es saludable.

 

Parece que potencia la circulación sanguínea del cerebro y algunos estudios sugieren que mejora el rendimiento cognitivo.

 

 

Soja: contra el declive cognitivo

soja

Rica en fitoestrógenos, es conocida su indicación para prevenir los trastornos asociados a la menopausia. Pero no es su única virtud.

El consumo regular de soja ayuda también a prevenir la arteriosclerosis, tan perjudicial para la buena salud no sólo cardiovascular, sino también cerebral.

Además es efectiva para paliar el declive cognitivo asociado a la edad y mejora la orientación espacial, al menos en mujeres, según algunos estudios recientes.

 

Coles: protección para el cerebro

lombarda

Coliflor, repollo, coles de Bruselas, rúcula o nabo, y especialmente lombarda y brócoli, todas de la familia de las crucíferas, aportan sulforafano, un antioxidante con propiedades neuroprotectoras.

A diferencia de lo que ocurre con las vitaminas, esta molécula beneficiosa para el cerebro se forma precisamente al cocinarlos, cortarlos o masticarlos. Además de sus probadas propiedades anticancerígenas, el sulfofarano tiene efectos protectores frente a la isquemia cerebral, hemorragia, daño cortical o inflamación.

Además ayuda a preservar la integridad de la barrera hematoencefálica, cuya integridad está empezando a considerarse crucial en las patologías neurodegenerativas.

 

Ejercicio: alimento mágico para el cerebro.

ejercicio cerebror

No nos hemos equivocado. Se trata de un saludable consejo que forma parte del saludable estilo de vida mediterráneo: «Poco plato y mucho zapato».

El ejercicio es una especie de «alimento mágico para el cerebro». Y es que las propiedades saludables de estos alimentos sobre el cerebro se multiplican con el ejercicio, que además ayuda a producir neuronas nuevas.

La actividad física estimula la producción del Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro (FNDC), relacionado con la nutrición del tejido nervioso, fundamental para la supervivencia de las neuronas y el establecimiento de nuevas conexiones.

Compartir

ABC.es

Cosas del cerebro © DIARIO ABC, S.L. 2014

La Neurociencia moderna nace de la mano de nuestro Nobel Santiago Ramón y Cajal y pretende explicar el complejo funcionamiento del cerebro. Desde aquí queremos acercar al lector de forma amena conocimientos que despiertan el interés de todos Más sobre «Cosas del cerebro»

Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2017
M T W T F S S
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
contadores visitas gratis