Incendios 1

Publicado por el Jul 9, 2012

Compartir

Desde hace unos años, los incendios forestales son patrimonio de los bomberos profesionales. Se les ha transferido la responsabilidad, que ya son ganas de transferir y no lo digo por su profesionalidad si no por la de los que transfieren. ¿Oiga, usted a que se dedica?  Yo en mi partido soy el “transferidor” de competencias.

Antes, cuando incluso yo me dedicaba en verano a trabajar en labores de extinción de incendios, el máximo responsable del mismo era el Guarda Mayor. No se movía una mosca en un incendio sin que el Guarda Mayor diera su visto bueno.  Llegaba la Guardia Civil y se ponía a las órdenes del responsable, venían otras cuadrillas de bomberos y lo mismo, el hidroavión o el helicóptero que echaban agua, igual. Todo absolutamente todo, estaba bajo el mando, supervisión y autorización del G.M.

No recuerdo en todos aquellos años, que una sola persona se hubiera muerto como consecuencia del incendio, sí situaciones peligrosas, la mayoría provocadas por personas ajenas al incendio o que en algún momento no hicieron caso de las recomendaciones del  G.M.

Éste distribuía el personal asignándolo a los guardas, cada uno controlaba una zona, una cuadrilla de bomberos, y sabían lo que había que saber para ser eficaces en un incendio y no arriesgar más de la cuenta la vida de los bomberos.

Como conocedores de la zona , los guardas forestales sabían por qué caminos se podía meter un coche o una motobomba, sin perderse o no poder salir en caso de que las cosas se complicaran. De dónde soplaban los vientos dominantes de la zona y en caso de que estos cambiaran de dirección salir deprisa de allí y lo más importante: dónde se apagaba el fuego. Porque si tenían que quemar unas hectáreas, ya que un poco más allá se podía apagar fácil y sin peligro, quemaban y no pasaba nada.

Ahora se ven los coches de los bomberos dando vueltas por un incendio sin saber qué camino tomar, preguntando a los habitantes de la zona por dónde ir o venir, sin conocer el monte, ni nada de lo que les puede salvar la vida en un momento de peligro.

Un incendio forestal es algo muy serio. El que no lo haya vivido no conoce la angustia de verse rodeado de fuego, o del humo que te ciega y asfixia y no sabes por dónde salir, las largas jornadas sin descanso, sin dormir ni casi comer, para intentar controlar el incendio. Creo que es algo digno de dejar en manos de los que mejor nos pueden ayudar y dirigir: los Guardas Forestales. Seguro que nos iría mejor.

 

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Salimos de caza © DIARIO ABC, S.L. 2012

Blog sobre la caza y la pescaMás sobre «Salimos de caza»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031