Federación de caza (el hotel de los líos)

Publicado por el Jan 24, 2013

Compartir

 

rfec.jpg

 

Mucho ha dado y siguen dando que hablar las últimas elecciones a la presidencia de la RFEC.

 No solo las elecciones, si no también algunas de las decisiones tomadas por la REFC, parece que no contentan a casi nadie.

¿Cómo se ha llegado a esta situación, en la que la mitad de las Federaciones Autonómicas se han puesto en contra de la Española? ¿Qué caminito nos ha llevado a este predio,  y a que muchos cazadores vean  la Federación como un nido de vividores a costa de lo ajeno?

Quizá convenga recordar algunos de los pasos dados y aclarar algunas situaciones, que a poco que se piensen rozan el más digno esperpento de Valle-Inclán.

Vaya por delante que no me une ningún vínculo con la RFEC, que no soy federado y que me puedo equivocar, faltaría más, pero esta es mi visión  y mi información de todo lo acontecido en este sainete.

Todo, o casi, comenzó hace más o menos un año, con la publicación en una revista de caza de una serie de artículos en los que preguntaban a dónde había ido a parar y en qué se había gastado el millón ochocientos mil euros destinado a la investigación de un material para la caza, que fuera alternativo al plomo. Tal fue el interés y la duda que se creó, que al presidente de la RFEC le fue exigido de forma perentoria que con papeles en la mano, se presentara en la redacción del medio a justificar el uso de ese dinero. A lo que el presidente se negó de forma categórica, aduciendo que si alguien quería ver papeles se pasará por las oficinas de la Federación, donde gustosamente les mostraría todo lo que quisieran. Algo lógico, entiendo.

Esto sirvió para generar más polémica, hasta el punto que el Presidente de la RFEC, decidió hacer una auditoría interna para aclarar el asunto del dinero y su uso…y aquí empieza el esperpento.

Formaban parte de esa auditoría cinco presidentes autonómicos (Galicia, País Vasco, Cataluña,  Andalucía y Valencia), tres de los cuales hacía meses, habían aprobado en asamblea el gasto destinado a la investigación del material alternativo, porque todas y cada una de las decisiones que se toman en la RFEC, tienen que pasar por asamblea y ésta la forman todos los presidentes autonómicos, más el presidente, más el Secretario General, que tiene voz pero no voto. Por tanto estaban poniendo en duda lo que ellos mismos habían aprobado un poco antes.

En la primera reunión de la creada auditoría, para darle más consistencia, desde la RFEC se contrató a un auditor externo, de esa empresa que todos tenemos en mente, no sé si su traducción es “casa de agua” o que cuando te hacen la auditoría te meten “el agua en casa”, el asunto es que ¡lo echaron! de la reunión los miembros restantes, a la única persona con conocimientos profesionales para poder hacer una auditoría lo echan de la reunión porque, al parecer, “no tenía nada que hacer allí”. Demencial.

Meses más tarde en una conferencia de prensa, comparecen los miembros a dar cuentas del asunto auditor, en la que se informa que el gasto está totalmente justificado pero que la gestión técnica era claramente mejorable. Esto de la gestión técnica, dicho a toro pasado y con los pocos conocimientos técnicos de los componentes de la auditoría suena a chiste.

Aún sigue coleando el tema. Hace apenas unos días se ha presentado todo el proyecto en el Parlamento Europeo y no sé si al final la munición alternativa saldrá adelante, si el proyecto es tangible o si la munición es la más indicada, espero que sí y así parece. Aunque solo fuera por las moratorias conseguidas desde el año 2002 para que no prohíban el uso de munición de plomo en la caza, como así viene propugnando la UE desde ese año para Europa, doy por bien empleado el gasto de ese dinero en algo que beneficia a TODOS los cazadores, no solo a los federados, ya que de no existir este proyecto, hace años que el plomo estaría prohibido y esto sí que habría sido un serio problema.

Otro de los asuntos que vino a enturbiar la relativa paz entre federaciones fue el tema de la paralización de las elecciones andaluzas.

Cuando se convocan elecciones, el censo se debe hacer público tanto en papel como en aquellos medios con los que cuenta un organismo y uno de esos medios es la página web de la federación andaluza, donde no se publicaron. Ante la impugnación de un federado, la directiva de la federación andaluza, acudió a la Junta de Garantía del Gobierno andaluz para hacer una consulta. Desde allí les dijeron que hicieran la consulta al momento, al fin de arreglarlo rápido ya que si hubiera una impugnación tendrían que reiniciar todo el proceso, a lo que el presidente de la federación se calló como un muerto, sin decir que ya había una impugnación.

Al impugnador le dijeron que aprobaban en parte su alegación y que desde ese mismo momento se publicaban las listas en la web pero…hubo otra impugnación más que llegó a la Junta de Garantías y allí se dieron cuenta que antes de la consulta realizada, ya se había producido una y que no habían dicho nada, así que se paralizaron las elecciones y tuvieron que empezar de cero, en lo que algunos creen ver las oscura sombra de la REFC y su presidente. Este jura y perjura que en absoluto tuvo nada que ver en este asunto y es más, puntualiza que si lo supiera, que al parecer no lo sabía, se está cometiendo una ilegalidad y si no dijera nada, ¿Qué credibilidad tendría como presidente de la RFEC?  O sea, aún en el caso de que  él hubiera sido el denunciante  ¿Se está acusando a quien pone de relieve una ilegalidad manifiesta?¿De qué estamos hablando, dónde está el problema, en quién comete una falta o en el que la denuncia? Denunciante por cierto de Córdoba y que según conversación con él, está harto de la federación andaluza y de la española también y que haya tenido que ser él el denunciante del hecho.

A raíz de esto, la junta directiva de la federación andaluza (con el presidente en cabeza) dimitieron de todos los cargos que tenían en la RFEC y hete aquí que un par de meses después acepta el cargo de presidente de Mutuasport.

Esta elección también tuvo su gracia. Se presentaban el Vicepresidente de le RFEC, Juan Quiles y el presidente andaluz. En una reunión antes de las elecciones, Quiles le pregunta al otro candidato qué programa presenta y que acciones va a realizar como presidente de Muatuasport, a lo que le contesta que no tiene ningún programa y que ya irá viendo lo que hace. Por no seguir generando malestar, Quiles le dice que el retira su candidatura y que se presente él solo y que así ya queda solucionado el tema (se supone que es un pacto entre caballeros). El día que se convocan las elecciones, a la hora de presentar las candidaturas el aspirante llega con más de doscientos avales de Andalucía y Aragón, se supone que por si acaso, no fuera a ser que Quiles hubiera hecho lo mismo (ya saben, cree el ladrón…)

Y ya como final de la ópera bufa, está el tema de las elecciones pero antes una aclaración.

No sé si ustedes saben que la RFEC no genera ni tiene recursos propios. De la cuota federativa que ustedes pagan en sus respectivas comunidades, una parte se envía a la RFEC, que es de 4,70€ (3,79€ para los gastos de la RFEC y 0,51€ para FEDENCA) por cazador federado, así que la parte del león se la quedan las federaciones autonómicas y ellos sabrán que hacen con ello. Si redondeamos cifras y suponemos que hay unos 400.000 federados, la RFEC ingresa 1.516.000€ para gastos y 204.000€ para FEDENCA. No sé si es mucho o poco, es lo que es.

Como las listas de federados las manejan SOLAMENTE las autonómicas y se deja a su honradez el ingreso de la cuota correspondiente, quiero pensar que todos son legales y actúan de forma íntegra y que ingresan lo correspondiente al número de federados, aunque en algunos casos da pie a pensar otra cosa.

Las elecciones a la RFEC se rigen por la Ley del Deporte, como en todas y cada una de las demás federaciones deportivas. Se eligen un número de delegados entre tres estamentos: el de árbitros y jueces, el de deportistas y el de sociedades. Árbitros y jueces 50 delegados, deportistas 10 delegados y sociedades 40 delegados, más el voto propio de los presidentes autonómicos, en total 118 votos para elegir presidente.

El reparto de esos delegados para cada comunidad autonómica viene dado por el número de federados que tengan cada una.

A mí personalmente no me gusta nada el sistema pero es lo que ordena la Ley del Deporte y eso es lo que se ha venido haciendo desde hace bastantes años, no es de ahora.

Como la polémica ya había alcanzado cotas bastante altas, en un intento por ahogar económicamente a la RFEC, algunas autonómicas enviaron un censo de federados a la RFEC, muy poco aproximado a lo que de verdad es:

Andalucía: 11.347 federados  de los 107.347 que en realidad tiene

Castilla y León: 1.846 de los 18.767 que tiene

Castilla La Mancha: 4.100 de los 23.800 que tiene

Cataluña: 8.629 de los 50.238 que en realidad tiene

La primera cifra es el censo que existía en la RFEC el día 14 de Septiembre de 2012, fecha en que se convocan las elecciones, enviado por esas federaciones, para no ingresar el dinero que les correspondía a la RFEC.

Y con ese censo les hubieran correspondido los siguientes delegados:

Andalucía: 4 más el voto del presidente

Castilla y León: 2 más el voto del presidente

Castilla La Mancha: 2 más el voto del presidente

Cataluña: 3 más el voto del presidente

Y no los 13, 6, 5 y 9 delegados que les correspondían respectivamente por el número de federados de cada una.

Desde al propio CSD, recomendaron que las elecciones se realizaran con el censo que a fecha de la convocatoria había en la RFEC pero ésta (su presidente) se negó, e insto a estas federaciones a actualizar el censo y que acudieran a las elecciones con el número de delegados que verdad les correspondían.

Luego se celebraron elecciones pero ¿quién es el que hace trampas?

De las 37 alegaciones presentadas en el CSD, en un intento de impugnar las elecciones,  por algunas federaciones autonómicas, no ha prosperado ninguna y ahora quieren una reunión con el Presidente del  CSD.

Si hay alguna irregularidad denúncielo de una vez pero paren esto ya por favor, porque no está beneficiando a la caza ni mucho menos.

Aunque yo creo que tiene mucho que ver  el hecho que la empresa que va a fabricar la munición alternativa, ya está empezando a pagar a la RFEC por ello y a alguno se le han puesto las orejas tiesas ante el olor del dinero y quiere llegar ahí para manejarlo a su antojo.

Y aunque esto lo dije ya al comienzo de todo este lío es ni más ni menos que un “quítate tú que ahora me pongo yo”, lo cual es muy legítimo pero ¿quién está haciendo más daño a la caza y al estamento? Saquen sus propias conclusiones.







 

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Salimos de caza © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog sobre la caza y la pescaMás sobre «Salimos de caza»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031