De Montería

Publicado por el nov 1, 2011

Compartir

Ribera alta .jpg

Desde 1350, año en que se edita el Libro de la Montería de Alfonso XI, con su posterior reedición por Argote de Molina en 1582, poco ha cambiado en esta antiquísima forma de caza como es la montería española. Sigue manteniendo intactas muchas de las numerosas normas que componen el ritual de montear, de qué forma han de soltarse los perros, cómo debe comportarse el montero en el puesto asignado, así como vestimenta adecuada y

En algo sí ha cambiado la montería y es en la aparición hace poco más de medio siglo de la comercialización de la caza. Desde hace más o menos ese tiempo, la caza mayor , las monterías, se convirtieron en una actividad económica más, influidas en buena medida por el vallado de muchas grandes fincas, lo que ha contribuido a pesar de las reticencias de algunos, a una magnífica conservación de grandes espacios naturales y a una óptima gestión de los recursos cinegéticos.

Y aquí aparecen las empresas que se dedican a organizar monterías, conocidas en el lenguaje cinegético como “orgánicas”, término que más tiene que ver con la química que con la caza pero que ha quedado y sirve para nombrar a tales empresas.

De la mano de Antonio Vargas y Pilar Martínez, nació hace ya 23 años Gescaza, una de las empresas con más prestigio en este difícil mundo de las monterías en el que no es nada fácil no ya solo mantenerse, sino año tras año seguir contando con la confianza de los cazadores, que en muchos casos son ya amigos. Porque es arduo el trabajo de organizar una montería, hay que saber lo que una finca tiene, para cazar lo razonable y no pasarse, preparar los puestos con garantías de caza y de seguridad, contar con un ingente ejército de personas: postores, secretarios, rehalas y rehaleros, monteros, muleros que llevan la caza abatida y la intendencia para todos, que como toda montería que se precie incluye migas para el desayuno y comida para todos.

 Ribera Alta, Los Lázaros, El Navazo, Las Minillas, San Calixto, son algunas de las clásicas fincas que gestiona  Gescaza,  dentro de las 30 monterías que gestionan en la temporada de caza, que a buen seguro traerán gratos recuerdos a muchos cazadores.

Recientemente acompañamos a Antonio y Pilar a la Ribera Alta, finca que siempre ha generado muchas expectativas por la calidad de sus trofeos, ganadora de varios premios. El fin de semana se presentaba excelente, buen ambiente y amigos. Se monteó el sábado la zona de “El Picao” y nada más comenzar la caza pudimos comprobar la abundancia de ciervos y jabalíes. El puesto de privilegio, dominando casi toda la mancha. El resultado como siempre, bueno, casi todos los puestos cumplieron con lo establecido por la organización.

Es en fin, la montería española una forma tradicional de cazar que debemos mantener ya que si gracias a los propietarios de las fincas se conservan, fauna y flora, gracias a los organizadores, disfrutamos de la caza y es un gran motor en la economía de muchos pueblos, con lo que esto significa como arraigo poblacional.

 

Compartir

Siguiente

ABC.es

Salimos de caza © DIARIO ABC, S.L. 2011

Blog sobre la caza y la pescaMás sobre «Salimos de caza»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« nov    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031