¿Por qué CiU no cerró la Oficina Antifraude?

Publicado por el Aug 22, 2014

Compartir

-DE_ALFONSO_001.JPG de Reporteros ABC--0UNX2156.jpg-

Daniel de Alfonso, director de la OAC (FOTO: INÉS BAUCELLS)

“No podemos cerrar la Oficina Antifraude, quedaríamos muy mal con el caso Palau pendiente”. Así lo reconoció en 2010 un dirigente de CiU, convertido hoy en hombre de confianza de Artur Mas en la Generalitat. Aquel año, los nacionalistas ganaron las elecciones autonómicas, se imponían recortes dada la deuda heredada del Gobierno tripartito y la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) estaba en el punto de mira. Creada en 2008 tras varios años de retraso y mucha polémica competencial -invadía atribuciones de la Fiscalía, de la Sindicatura de Cuentas y del Síndic de Greuges-, la OAC es el resultado de un capricho de ERC, que ya en el poder, hizo alarde de “manos limpias” con un organismo con el que pretendía atemorizar a CiU. Recordar que el expresidente Pasqual Maragall ya había azuzado el fantasma de las corruptelas convergentes con sus acusaciones sobre las comisiones del 3% por obra pública.

Mas tuvo la oportunidad de clausurar la OAC cuando tomó posesión, pero no lo hizo porque CDC había resultado salpicada por el expolio del Palau de la Música, cuya investigación destapó una supuesta financiación irregular del partido que de momento se ha saldado con la sede de CDC embargada. La eliminación de la Oficina habría sido interpretada como un intento de CiU de taparse las vergüenzas. Cuatro años después, la OAC resiste, pese a las críticas sobre su supuesta inutilidad por parte del sindicato Manos Limpias y la mediática Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Ambas partes acusan a la OAC de esconder en un cajón la información sobre los negocios sucios de la familia Pujol-Ferrusola, obviando que la Oficina envió datos importantes a la Audiencia Nacional que ahora trabaja con ellos.

Pero más allá del debate general sobre la conveniencia o no de mantener abierta una Oficina que cuesta al año 4,7 millones de euros, lo cierto es que tanto su actual director, Daniel de Alfonso, como su predecesor, el malogrado David Martínez Madero, tienen un historial intachable. El primero como juez, el segundo como fiscal. Mezclar la presunta inutilidad de la OAC, viciada de origen, con la profesionalidad de sus responsables es inapropiado. Y el tiempo pondrá las cosas en su sitio.

Compartir

ABC.es

Barcelona en diagonal © DIARIO ABC, S.L. 2014

Hay muchas Barcelonas y todas están a tiro de blog: en los despachos del poder y en las callejuelas de Ciutat Vella, en los pasillos del Parlament y en una bodega de barrioMás sobre «Barcelona en diagonal»

Categorías
Etiquetas
Calendario
agosto 2014
M T W T F S S
« Jun   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031