Correr en familia

Correr en familia

Publicado por el dic 2, 2014

Compartir

Muchos nos planteamos un deporte para practicar con nuestros hijos. ¿Por qué no decantarnos por el “running”?

Correr en familia puede ayudarnos a liberar tensiones, facilita el dialogo durante su práctica como ningún otro deporte y además (importante) es el más económico.  ¿Cómo podemos aprovechar esto a nuestro favor? Según nos explica Pablo Pablo Sánchez Carmenado, fundador del grupo de corredores solidarios Drikingrunners, «las familias atravesamos momentos difíciles, el paro nos afecta en primera persona, la falta de tiempo y los terribles horarios laborales impiden el tiempo de calidad en familia, pero pocos renunciamos a cultivar en mayor o menor medida algún deporte y es en este deporte donde podemos encontrar un nexo de unión, barato y muy efectivo. ¡Salgamos todos a correr!».

 

drinkingrunners

 

Sánchez Carmenado (arriba con su familia) sabe de que habla. Él empezó a correr a los nueve años con su padre, maratoniano de los antiguos, sin gadchets tecnológicos y zapatillas explosivas. «Los fines de semana íbamos a la Casa de Campo, pulmón verde de la capital. Ambos deseábamos que dieran las 7.30 a.m. para compartir zancadas. Al principio apenas 20 minutos, en unas semanas 45 y, apenas 4 meses después era capaz de rodar con él entre 60 y 90 minutos de animada charla».

Eso creó unos lazos que hoy más de treinta años después son difíciles de romper. «Lazos que ayudan a generar, confianza por encima de la relación paterno filial», asegura el fundador de Drinkingrunners. «Durante los rodajes comentábamos la semana, nuestras dudas respectivas y logramos establecer un dialogo entre iguales. La diferencia de edad no era tal a la hora de practicar el atletismo. Entre pique y pique sano subiendo el garabitas, recorriendo “El Bosque” o haciendo series en el Paseo de los plátanos siempre había tiempo para los exámenes, los amigos, y las preocupaciones de un niño primero y un adolescente después», relata este apasionado padre de familia numerosa.

ランニングする家族

La rutina de los sábados y domingos, periódico, entrenamiento y desayuno fue, según Sánchez-Carmenado, un buen aprendizaje vital. «Nos encontrábamos fuera del entorno colegio-casa lleno de paredes o clips que dificultan el dialogo o lo convierten en monólogo. Por eso aconsejo aprender a compartir el deporte con nuestros hijos». Para eso, prosigue, «no basta con apuntarles a las actividades extraescolares: Hay que formar parte de ellas y correr es una buena forma. Desde los 6 años pueden acompañarnos los primeros o últimos metros de nuestro entrenamiento, los niños son esponjas y espejos como bien sabemos. Pronto querrán hacer lo mismo que nosotros y dada su edad lo harán mucho mejor».

 

Running Family

 

Por supuesto siempre sin obligaciones, sin forzar, «pero con exigencia. Como todo en la vida empezar a correr con nuestros hijos debe ser consensuado y de una manera divertida», advierte el fundador de Drinkingrunners.

Estos son sus consejos para empezar a practicar este deporte con niños:

1. Una pequeña dosis de superación de la pereza (primer enemigo).

2. Un par de zapatillas de cualquier deporte y ropa cómoda y amplia para evitar rozaduras, es un deporte económico.

3. Constancia para no empezar el primer día y desfallecer a los 200 metros. «Con el tiempo ya fijaremos pequeños objetivos en distancia, tiempo, respiración, postura», aclara.

Pablo Sánchez Carmenado propone trazar el siguiente plan:

—Dos días a la semana para niños ente 6 y 8 años.

—Tres días para niños entre 9 y 13 años.

—O cuatro días a la semana de 14 en adelante.

Primero, explica, «empezaremos con el famoso “caco” (caminar y correr) hasta lograr esos 20 o 25 minutos que nos pondrán tras tres o cuatro semanas en la línea de salida de un deporte adictivo como pocos, capaz de generar endorfinas positivas desde el mismo momento que se termina y que duran el resto del día si se practica por la mañana». Aunque eso sí, por la noche, prosigue, «el subidón de adrenalina si no se está habituado puede generar problemas para conciliar el sueño en los niños».

Entre las primeras metas estará «conseguir unas zapatillas, completar su primera carrera sin importar la distancia, ganar al padre o a la madre, mejorar el famoso test de cooper que nos hacen a todos en el colegio o simplemente abandonar unos la famosa barriga y otros el estado semi-vegetal pero siempre objetivos alcanzables y con la sonrisa por montera», indica Sanchez Carmenado. La clave está, concluye, en «generar un clima de confianza que ayude a seguir la practica continuada de un deporte donde nosotros mismos ponemos el listón».

Los beneficios de correr en familia

Para mí, que todo son beneficios. En el plano meramente físico, «el “running” es de gran ayuda para el estado de forma, circulación del riego sanguíneo, tonificación de los músculos y, por supuesto, ayuda a tener la cabeza despejada. Es un deporte que no tiene reglas y si una buena dosis de disciplina y constancia para superar las metas, virtudes en desuso pero que bien canalizadas ayudan a mejorar en las labores cotidianas. Los famosos encargos en casa, orden del cuarto, poner y quitar la mesas o habito de estudio. Si lo orientamos desde el deporte en este caso correr, tendremos varias “guerras” ganadas», explica el fundador de Drinkingrunners.
Todos sabemos, además, que los padres debemos encontrar lazos más allá de los habituales con nuestros hijos. Por eso, concluye Pablo Sánchez Carmenado, «es tan recomendable despertar en ellos la pasión por compartir espacio, naturaleza y, de una manera natural, intimidades. Porque esos lazos pueden provenir del tiempo de calidad compartido en el que se terminen estableciendo puentes que nos ayuden a comunicarnos con ellos en su deambular por la vida».
¿A qué estás esperando? ¡A una servidora ya le ha convencido!
Fitness Girl running at sunset
¡Corre! ;) Sígueme en Twitter @carlotafominaya
Grupo de corredores Drinkingrunners @drinkingrunners

Compartir

ABC.es

El Blog de Mamá Catalota © DIARIO ABC, S.L. 2014

Carlota Fominaya

Mamá de dos bebés, Catalota daría su reino (y un poco más si se lo piden) por dormir una noche entera. Menos mal que para este blog tiene la inspiración en casa. ¡Bienvenidos a este blog de Familia!
Etiquetas
diciembre 2014
L M X J V S D
« nov   may »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Twitter