Aprender en el bosque

Aprender en el bosque

Publicado por el Feb 16, 2014

Compartir

Barro, mucho barro, charcos y nieve … Todo ello en lugar de tizas, libros, pizarras, y pupitres. El sueño de cualquier niño con una edad comprendida entre los 3 y los 6 años. Incluso de alguno más mayor, diría yo…

bosqueAPERTURA

 

Hablar de las Bosquescuelas es hablar ya de una realidad. De hecho y aunque parezca casi imposible, existen y están muy arraigadas en el norte de Europa, doy fe. Mis sobrinos han acabado yendo a una de ellas en Dinamarca. Cuando escuché hablar de este sistema por primera vez me costó entenderlo. Sí, los niños se pasan todo el santo día en la calle, a la intemperie, jugando y aprendiendo.  Y sí, lo han adivinado, haga prácticamente el tiempo que haga.

 

bosque18

 

Cortando troncos, trepando por los árboles, o construyendo puentes… ¿Mi princesa Frida también? Bueno, a ella si hace muy muy malo le dejan entrar bajo techo, que para algo es medio española, me dice mi hermana. Aunque desde primera hora vaya vestida como si fuera Neil Armstrong de paseo por la luna.

 

bosque21-arboles

 

Un día a día en una Bosquescuela viene a ser más o menos así: Por las mañanas, los padres y madres llevan a sus hijos a un punto de encuentro cerca de un bosque público, donde está situada la cabaña en la que se guarda la ropa, el material, y se refugian si el tiempo se pone difícil.

 

bosque1

 

Después de una actividad de bienvenida los profesores y profesoras imparten una «unidad de conocimiento». Por ejemplo, matemáticas, arte o lecto-escritura.

 

bosque17

 

Cuando terminan, cada uno coge su mochila y el grupo sale de excursión hacia uno de los lugares del día (sitios en los alrededores cercanos a la cabaña) recorriendo un trayecto de entre 500 metros y 1 kilómetro. En este lugar todos toman el almuerzo y a continuación comienza la fase de juego libre en la que cada niño o niña puede elegir con quién, dónde y cuánto tiempo quiere dedicarse a algo. La mañana termina con un cuento y luego, todo el grupo regresa a la cabaña.

 

bosque6

 

La hora de comer es importante. Un servicio de cátering sirve comida saludable, y después los más peques duermen la siesta en la cabaña. No todo va a ser estar a la intemperie… Un día a la semana se realiza también una excursión a la ciudad o a un pueblo y otro día se imparten talleres (de madera, de papel, de barro, de agua…etc.).

 

bosque9

 

Por la tarde se imparte otra unidad de clase y se disfruta de otro periodo de juego libre, hasta que los padres vienen a recoger a sus hijos. «Que en mi caso llegan a casa literal y maravillosamente agotados», me asegura mi hermana.

 

bosque-16

 

Ahora, por fin, este modelo de escuela infantil llega a España, de la mano, entre otros, de Odile Rodríguez de la Fuente, directora de la Fundación Felix Rodríguez de la Fuente. Ella, mejor que nadie, me revela que la iniciativa estará en marcha en 2015 en nuestro país, y que ya está teniendo una enorme aceptación.

 

bosque7

 

«Es uno de los proyectos más bonitos que tiene en marcha la Fundación. A todos nos hubiera gustado intuitivamente haber asistido a una escuela de estas cuando éramos niños y no parar de correr por el campo, ¿verdad?». A mí, personalmente, creo que si, pero juzguen como se lo pasan estos niñ@s ustedes mismos…

 

bosque8

 

Compartir

ABC.es

El Blog de Mamá Catalota © DIARIO ABC, S.L. 2014

Carlota Fominaya

Mamá de dos bebés, Catalota daría su reino (y un poco más si se lo piden) por dormir una noche entera. Menos mal que para este blog tiene la inspiración en casa. ¡Bienvenidos a este blog de Familia!
Etiquetas
febrero 2014
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
Twitter