Una «tentación» de 96 años

Publicado por el jul 30, 2010

Compartir

María de los Ángeles SantanaAgradezco profundamente a mis lectores sus contestaciones a este blog, las llamadas telefónicas, el correo tradicional y las sugerencias que me hacen para que retome temas “menores”, vamos a llamarlos así, que ocuparon líneas en ABC y que ya han pasado a la memoria cuando no al más absoluto de los olvidos. Es curioso cómo el recuerdo  se aviva con un pequeño soplo que se de a unas brasas. He recibido, por ejemplo, carta de un exiliado cubano que me pide noticias de cuando Cuba era una isla desbordante de alegría y musicalidad, con las calles habaneras repletas de automóviles de lujo, tiendas magníficas, soberbias relojerías y los más rutilantes modelos –masculinos o femeninos- luciéndose por sus calles desde el Parque Central a Carlos III ó Reina. Y me da, entre otros muchos datos, este nombre: María de los Ángeles Santana. Sabe mi comunicante por alguna vieja crónica mía  en ABC que he conocido y tratado a la Santana. Pero él ya ignora casi todo de sus últimos años.

Y aquí estamos para complacerlo. La gran actriz y vedette María de los Ángeles Santana vive tranquilamente en su casa de La Habana y creo que merece este sencillo homenaje en los días en que cumple los 96 de su edad. Porque María de los Ángeles nació en agosto de 1914. Es con Alicia Alonso,  Esther Borja, Rosita Fornés uno de esos mitos que tanto gustan a los cubanos, capaces de matar por ellos y de tener sus humildes viviendas empapeladas de carteles y fotografías de sus viejos ídolos.

A la Santana ya la tenemos en 1938 interviniendo en películas cubanas como “Sucedió en La Habana” o “El último palmar” hasta que conoce al maestro Ernesto Lecuona y se convierte en una de las voces más representativas de su repertorio musical. Su canción “Mariposa” es uno de los más bellos exponentes de aquella isla sensual y melancólica a partes iguales. Hasta hace muy poco tiempo María de los Ángeles Santana ha trabajado en el teatro y en la televisión siendo uno de los personajes más admirados del público  cubano. Mi querido compañero y amigo Ramón Fajardo hizo una documentada biografía de ella, pero la edición fue corta y se agotó pronto. Curiosamente, Fajardo tituló su libro “Yo seré la tentación”, que es el primer verso del bolero que ella cantaba en una revista estrenada en Madrid y que se ha convertido en el paradigma de la Santana. “Tentación” se llamaba la revista, con letra de Antonio y  Manuel Paso y música de Daniel Montorio.  Se estrenó en el teatro Madrid, de la plaza del Carmen, el 9 de febrero de 1951 y al día siguiente, en ABC,  se habla de la Santana  como un auténtico valor artístico. “Dotada de gentil figura –dice el crítico-, la nueva estrella fue en La Habana protagonista de comedias musicales; su voz bien timbrada sabe modular y matizar y posee una elegante desenvoltura escénica”. A mi me hacen gracia estos circunloquios para burlar la censura. María de los Ángeles tenía una belleza extraordinaria, era una mulata clara con un cuerpo deslumbrante y cantando “Yo seré la tentación” ardía la sala. Con ella trabajaban en la obra la veterana Selica Pérez Carpio y los actores Pedrín Fernández y Pedrito Peña. Uno de los espectadores de aquellos días fue Orson Welles, que, como todo el que  entraba en el Madrid, salía susurrando aquello de “mis caricias te daré/ si a ti me entrego…” Y la censura sin enterarse… Y fueron dos mil ochocientas setenta y cuatro funciones…

Fue tal el éxito de María de los Ángeles que, en noviembre de 1952, volvería a estrenar otra revista de los mismos autores, “Conquístame”, con Pedro Terol como acompañante. A esta revista pertenecen “Qué triste es vivir”, “El último beso” o el pasodoble “Los calabreses”…  Todavía en 1954 encontramos a la Santana en Madrid, en el Albéniz, reponiendo –a petición del público- “Tentación” antes de regresar a Cuba, de donde volvería en 1957,  junto a Ernesto Lecuona,  para estrenar “Tropicana”, con Aladys y Carlitos Pous. Alfredo Marqueríe escribió en ABC el 9 de octubre de 1957: ”Tropicana” sabe crear ese clima melódico que la revista requiere y que hace honor a su título, porque, en efecto, la partitura tiene, más que calor, ardor afro-cubano”. Puede decirse que la década de los cincuenta fue la de la Santana en España. Hizo amigos, recibió homenajes, se la requebró hasta lo indecible. Si a la Gámez se la llamó, irreverentemente, nuestra señora de los buenos muslos, a la Santana se la motejó como nuestra señora de la tentación. Cosas de los madrileños. María de los Ángeles Santana

Luego, volvió a La Habana, vino la revolución… y lo demás es bien sabido. Se refugió en la comedia,  en la zarzuela, hizo televisión, con un personaje entrañable, Remigia, la mujer del alcalde del imaginario pueblo de San Nicolás el Peladero. Y la vida siguió su marcha.

Volvería a España en 1989 para presentar una versión de “María la O” de su inolvidable Lecuona. En medio de la representación,  cantaba, muy tristemente, “Juventud, que te vas para nunca volver”, aunque no perteneciera a esa zarzuela. Entonces, el público se daba cuenta de que era ella, la que fue la “tentación” y le devolvía en aplausos las lágrimas contenidas de los viejos recuerdos de mocedad. Ahora, retirada en su casa, con el pelo blanquísimo y la mirada cuajada de melancolía, recuerda aquella década feliz  y con ella los años apasionadamente vividos en España.

Y debe pensar en aquel cartel, con su cuerpo escultural de mulata clara y su larguísima melena, que casi cubría la fachada del teatro Madrid, mientras los madrileños, a su sombra,  tarareaban aquello de “yo seré la tentación/ hecha carne de pasión/ la mujer que tú esperabas”. Pero esta es la vida.

Compartir

ABC.es

Historia revivida © DIARIO ABC, S.L. 2010

El sitio de la vida para hablar de lo que fue. Fina pluma para evocar biografías e historias ejemplares, de las que sacar lecciones para el futuro. Porque cualquier tiempo pasado fue mejor cuando se recuerda. Más sobre «Historia revivida»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031