Snowden, enemigo ‘número uno’ de Maduro

Publicado por el jun 27, 2013

Compartir

John Kerry y Elías Jaua abieron el acercamiento  (AFP)

John Kerry y Elías Jaua abieron el acercamiento (AFP)

Nicolás Maduro tiene urgencia por culminar su legitimación internacional y para ello irremediablemente necesita a Estados Unidos, por lo que dar cobijo ahora a Edward Snowden, el fugitivo antiguo empleado de la CIA y la NSA estadounidenses, sería más que ‘pegarse un tiro en las pelotas’. Cuando Maduro y su canciller, Elías Jaua, dicen que Venezuela está abierta a una petición de asilo de Snowden, lo hacen de cara a la galería bolivariana, pero puertas adentro saben que un enfrentamiento con EEUU haría que Washington reabriera la cuestión de la legitimidad electoral de Maduro, que a este y a Cuba tanto les ha costado sedimentar. El Ecuador de Rafael Correa puede jugar a ganar perfil ‘antiimperialista’; eso es algo que ahora Maduro no puede permitirse: claramente tiene otra prioridad.

ACELERON EN EL TSJ. La decisión, hace una semana, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de tomar para sí (‘avocamiento’) las causas de impugnación electoral presentadas por la oposición ante la Sala Electoral muestra las prisas que le han entrado a Maduro para cerrar definitivamente el cuestionamiento sobre su legitimidad. Siempre se creyó que al proclamado presidente le interesaba cansar a la oposición con una eterna tramitación de las impugnaciones en el TSJ. Pero el eco internacional encontrado por las denuncias –mayor del esperado y que ha mantenido a presión a Maduro durante un par de meses– y la dificultad que eso ha añadido a la grave situación económica (cierre de momento del grifo crediticio de China y reticencias de otros inversores) está ahora llevando a aplicar la directa. Así, la Sala Constitucional ha agrupado las siete causas en una sola, lo que le permitirá entrar en menos consideraciones y además acelerar la respuesta. Su sentencia, que nadie duda que será a favor del Gobierno, por el sabido alineamiento político del TSJ (y del Consejo Nacional Electoral), ya no será revocable por no haber instancia nacional superior.

UNA SENTENCIA PARA EEUU. A Estados Unidos le basta con que Caracas le presente ese punto final –por más que la causa llegue a tribunales internacionales– para dar por cerrado el cuestionamiento diplomático de Maduro. Washington ha venido evitando el reconocimiento formal del nuevo presidente, dando tiempo para que la falsedad electoral se abriera paso, pero al dejar ya Maduro de tambalearse y haber una aceptación impotente de la situación por parte de la oposición, la Administración Obama desea pasar página. La Sala Constitucional justifica su avocamiento porque podría haber indicios de que realmente hubo graves irregularidades electorales: esa “concesión” de vocabulario servirá para reforzar la de antemano decidida sentencia del ‘no’, simulando haber tomado en serio la argumentación de la oposición. Y una sentencia así sirve a EEUU.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
junio 2013
L M X J V S D
« may   jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930