Snowden y Manning, dos ‘topos’ de bajo perfil

Publicado por el Jun 17, 2013

Compartir

Hanssen, Ames, Snowden, Manning

Hanssen, Ames, Snowden, Manning

La mayoría de los grandes casos de filtración de información secreta estadounidense los protagonizaron en el pasado ‘peces gordos’ de la inteligencia: en los años 80 la URSS se benefició del doble agente Aldrich Ames, alto cargo de la CIA; en los 90, los rusos también contaron con los servicios de Robert Hanssen, situado en la cúpula del FBI; aunque caso distinto, en los 70, Mark Felt, número dos del FBI, guió los pasos de los periodistas de “The Washington Post” para resolver el Watergate.

Ahora los mayores ‘topos’ –Edward Snowdon, ‘soplón’ sobre la vigilancia de la National Security Agency (NSA), y Bradley Manning, el soldado que hace tres años pasó 700.000 documentos a Wikileaks– han sido jóvenes de bajo perfil. Su acceso a gran cantidad de material secreto no era en razón de un alto puesto en el escalafón de la inteligencia. Tampoco de su participación en la elaboración de la documentación filtrada, como ocurrió con el analista ‘senior’ de Defensa Daniel Ellsberg, que facilitó a la prensa los ‘papeles del Pentágono’ sobre la guerra del Vietnam. Las filtraciones de Snowden y Manning han sido posible por el creciente peso de las redes de computación en inteligencia y por la habilidad personal de ambos para manejar los sistemas informáticos.

DOS VIDAS PARALELAS. A Snowden, de 29 años, y a Manning, de 25, les une el interés temprano por la computación. Ninguno de los dos terminó sus estudios, pero ambos lograron abrirse camino gracias a su maestría ante el ordenador, ciencia en la que en gran medida han sido autodidactas. También compartieron el propósito original de entrar en el Ejército: Snowden intentó enrolarse en las fuerzas especiales, pero lo tuvo que dejar pocos meses después (él asegura que por haberse roto las piernas); Manning fue también descartado inicialmente, pero luego resultó readmitido como analista. Los dos alegan haber hecho las filtraciones para denunciar las ‘mentiras’ del sistema (la guerra en el caso de Manning; la vigilancia del Gobierno sobre los ciudadanos, en el de Snowden. No actuaron por dinero, como ocurrió décadas atrás con Ames y Hanssen, sino por idealismo. Les diferencia que Snowden ha hecho una filtración más selectiva, con tiro más preciso, mientras que Manning, de personalidad menos sólida, difundió documentos sin dedicar tiempo a escoger los de mayor trascendencia.

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
junio 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930