Las reglas de Rumsfeld para aprovechar bien las reuniones

Publicado por el Jun 7, 2013

Compartir

“Los perros no ladran a coches aparcados”. La máxima la cita Ronald Rumsfeld en su último libro, ‘The Rumsfeld’s Rules. Leadership Lessons in Business, Politics, War, and Life’. Lo dice por sí mismo, por las críticas que le llovieron como secretario de Defensa de George W. Bush. Pero Rumsfeld ha tenido una larga experiencia en distintas administraciones republicanas (embajador ante la OTAN con Nixon, jefe de gabinete de Gerald Ford, entre otras posiciones). Ahora resume sus consejos sobre liderazgo en ‘Las reglas de Rumsfeld’, una reivindicación de lo aprendido en su actividad pública y empresarial y un modo útil de buscar la simpatía de audiencias que antes se la negaron. He aquí el resumen de uno de los capítulos, dedicado a CONSEJOS SOBRE REUNIONES DE TRABAJO.

RumsfeldsRules1.- “Si eres el líder de una organización y convocas una reunión, asegúrate de tener algo que comunicar o que necesites aprender en un formato de grupo”. Rumsfeld recuerda que una de las razones por las que el presidente Nixon prefería tratar temas importantes por escrito era “asegurarse de que el resultado de una reunión no se vería afectado indebidamente por quien tuviera una voz más fuerte”.

2.- “Si decides celebrar una reunión, es importante evitar sesiones de divagaciones“. Cuando Rumsfeld ocupó su primer puesto ejecutivo en la Administración, en 1969, utilizó una mesa alta: “estar de pie mientras trabajas tiende a ser un incentivo para aquellos que vienen a una discusión para decir lo que necesitan decir, y no alargarse. Quiero que la gente se sienta a gusto en mi oficina, pero no demasiado”.

3.-Pon atención sobre quién es invitado y, por favor, evita reuniones tan amplias que parezca que deberías haber alquilado un anfiteatro”. No solo hay razones de manejabilidad: “quién sabe exactamente cuántas dañinas filtraciones pueden haber resultado de aforos tamaño Hollywood en sesiones de contenido muy sensible”.

4.- “Empieza y termina las reuniones a la hora”. Si veinte personas que atienden una reunión deben esperar quince minutos a que comience, se han perdido cinco horas de trabajo en el departamento.

5.-Anima a otros dar sus opiniones, incluso si eso produce crispaciones. Fomenta una cultura en la que la gente puede comentar todo, siempre que los comentarios sean relevantes y constructivos”.

6.- “Corta las reuniones en marcha e indica a los participantes que os reuniréis de nuevo cuando todo el mundo haya tenido tiempo de prepararse convenientemente”. De acuerdo con la experiencia de Rumsfeld, “muchos líderes no terminan reuniones que está claro que se han convertido en una pérdida de tiempo”.

7.- “Ten en cuenta que cuando en una reunión se abordan nuevas ideas con frecuencia hay una oposición instintiva e inmediata. Grandes burocracias pueden expertas en crear una cultura insular y autocomplaciente en la que unos y unos se refuerzan en ser cautivos de la sabiduría convencional”.

8.- “Al terminar una reunión, como práctica resume los puntos sobresalientes y los encargos, asegurándote de que todos los participantes saben precisamente qué acciones quieres que se lleven a cabo y por quién”. Antes de disolver el encuentro conviene preguntar: “¿hay algo más? ¿nos hemos dejado algo?”. “A menudo hay algo importante que alguien estaba pensando decir y nunca encontró la oportunidad de hacerlo”.

[‘The Rumsfeld’s Rules. Leadership Lessons in Business, Politics, War, and Life’, Ronald Rumsfeld, Broadside Books, New York, 2013. 334 págs]

Compartir

ABC.es

Capital América © DIARIO ABC, S.L. 2013

Blog de Geopolítica, hecho desde Estados Unidos, con atención también a otros aspectos de Política Internacional, Seguridad, Defensa y Geoestrategia. Especial foco, aunque no exclusivo, en la actuación de la Casa Blanca... Más sobre «Capital América»

Twitter
Calendario
junio 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930